14 de noviembre de 2015 00:00

Ibarra controlará la velocidad dentro de la urbe

La vía Panamericana, que enlaza a las provincias de Imbabura con Carchi, al norte,  y Pichincha, al sur, atraviesa por la zona urbana de la ‘Ciudad Blanca’. Foto: José Mafla/El Comercio

La vía Panamericana, que enlaza a las provincias de Imbabura con Carchi, al norte, y Pichincha, al sur, atraviesa por la zona urbana de la ‘Ciudad Blanca’. Foto: José Mafla/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6
Redacción Sierra Norte (I)

El sonido de las sirenas de ambulancias y patrulleros sorprendió ayer (13 de noviembre) a los habitantes del sur de Ibarra, en Imbabura.

Un supuesto choque de dos vehículos fue parte del simulacro de atención de víctimas de un accidente de tránsito.

El ejercicio fue organizado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), como parte de la VI Semana de Seguridad Vial.
Con ello se busca concienciar a los conductores y peatones en torno a los accidentes de tránsito. Así explica Emma Chica, directora provincial de la ANT, de Imbabura.

La ‘Provincia de los Lagos’ ocupa el cuarto lugar a escala nacional respecto a siniestros. Según las cifras de la ANT, de enero a septiembre de este año se han contabilizado 26 220 accidentes en el país.En estos nueve meses, en Imbabura ocurrieron 1 063 siniestros. Le anteceden por provincia: Pichincha, Guayas y Tungurahua.

Según Chica, entre las principales causas de accidentabilidad están la impericia, exceso de velocidad y conducir en estado de embriaguez.

El tema inquieta en la capital de Imbabura. Es por ello que el Municipio de Ibarra ha decidido controlar los límites de velocidad de los automotores.

Para conseguir este objetivo se instalan cuatro fotorradares (cinemómetros). Tres de ellos serán fijos y uno es móvil. El costo de los medidores de velocidad bordea los USD 500 000.

Los primeros estarán ubicados estratégicamente en las vías de acceso a Ibarra, según Alberto Buendía, gerente de la Empresa de Movilidad del Norte (Movidelnor).

El especialista en tránsito vehicular, el cantón Ibarra -en donde circulan aproximadamente 45 000 vehículos diariamente- es el primero del norte del país, donde se controlará la velocidad en la zona urbana.

Mientras tanto, la Policía continuará vigilando la velocidad que imprimen los automotores en las carreteras estatales. Según el análisis que se ha realizado en la zona urbana de Ibarra, los carros, especialmente automóviles, rebasan los rangos permitidos.

La Ley de Tránsito establece como máximo de velocidad, para vehículos livianos al interior de las ciudades, 50 kilómetros por hora. Los que se superen hasta los 60 está considerado como infracción de rango moderado.

En ese caso, señala Buendía, el propietario del vehículo que circule en Ibarra será notificados, con un mensaje al teléfono celular o al correo electrónico. Este informe será enviado 30 minutos después de que se cometa la infracción.

En el caso de la velocidad de carreteras perimetrales está permitido hasta los 90 km/h y el rango moderado de 90 a 120.
Según cifras de la Policía, de 15 a 20 conductores son notificados en la capital de Imbabura diariamente por exceder el límite de velocidad.

Mientras que cinco personas, en promedio, son detenidas cada semana por superar el rango moderado permitido.

Hoy, precisamente, se prevé instalar el tercer fotorradar fijo de esta primera fase. No se revelaron los puntos exactos para evitar que los conductores burlen los controles.

Sin embargo, se alertó que estarán operativos las 24 horas de lunes a domingo.

El 23 de noviembre próximo empezará a funcionar, pero sin multas en los primeros 15 días.

Según Buendía, será un periodo de difusión. En este caso, igual se enviará la imagen del vehículo y la placa. El gráfico irá acompañado de datos sobre la velocidad del vehículo, la hora y el lugar de la falta.

Las cifras de siniestros en Imbabura contrastan con los de la vecina provincia del Carchi. Ahí de enero a septiembre han ocurrido 137 percances, según las cifras de la ANT.

En esta localidad fronteriza el control de tránsito continúa en manos de la Policía. El Municipio de Tulcán tiene la competencia para manejar la señalización, los permisos de operación para el transporte público y la matriculación en el cantón, desde agosto del 2014.

Sin embargo, aún no tiene competencia para el control operativo. Según Joffre Benavides, jefe de Tránsito del Cabildo, el tema de la velocidad todavía no ha sido analizado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)