16 de agosto de 2016 10:01

HRW denuncia uso de armas incendiarias por parte del régimen y Rusia en Siria

Un caza, modelo Tu-22M3 que despegó de la base militar iraní de Hamedan bombardeando las posiciones del Estado Islámico y de Jabhat al Nusrah, un grupo vinculado a Al Qaeda, en la ciudad de Alepo, Siria. Foto: EFE

Un caza, modelo Tu-22M3 que despegó de la base militar iraní de Hamedan bombardeando las posiciones del Estado Islámico y de Jabhat al Nusrah, un grupo vinculado a Al Qaeda, en la ciudad de Alepo, Siria. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia EFE

El Ejército sirio y el ruso han empleado armas incendiarias en sus operaciones militares en áreas pobladas por civiles de Siria, lo que viola la ley internacional, denunció el martes 16 de agosto del 2016 la ONG Human Rights Watch (HRW) en un comunicado.

Este tipo de armamento, que provoca quemaduras a las personas e incendios, fueron empleadas al menos 18 veces en las pasadas seis semanas, entre el 5 de junio y el 10 de agosto, tal y como pudo documentar HRW.

Las fotografías y vídeos tomados en el momento de los ataques indican que hubo al menos 18 de esos incidentes contra zonas controladas por los rebeldes en las provincias de Alepo e Idlib (norte), y como resultado doce civiles resultaron heridos.

Las evidencias que HRW detectó en las imágenes son las estelas de fuego que producen en el aire las bombas cuando son lanzadas, así como los pequeños fuegos que genera cada munición contenida en las bombas de racimo en el tiempo desde que son arrojadas hasta que explotan.

"El Gobierno sirio y Rusia deben detener inmediatamente los ataques contra áreas pobladas por civiles con armas incendiaras", dijo el director de armamento de HRW, Steve Goose, en la nota.
"Estas armas producen heridas horribles y un dolor insoportable (en las víctimas), por lo que todos los países deben condenar su uso en las zonas residenciales", añadió.

La ONG pidió a los países miembros de la Convención sobre Armas Convencionales, que se reunirán en Ginebra el próximo 29 de agosto, que condenen el uso de las armas incendiarias en Siria, ya que el tercer protocolo de ese tratado prohíbe su empleo en zonas habitadas por civiles.

El protocolo explica que estas armas o municiones "incendian objetos o causan quemaduras a las personas mediante la acción de las llamas, del calor o de una combinación de ambos, producidos por reacción química de una sustancia que alcanza el blanco".
Asimismo, insta a los países firmantes que presionen a Siria para que se una a la Convención, de la que Rusia es miembro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)