30 de abril de 2018 11:31

Las autoridades investigan el origen de la falsa alarma en el hospital de Ibarra

La noche del domingo 29 de abril del 2018 se activó protocolo de evacuación en el hospital de Ibarra. Foto:  EL COMERCIO

La noche del domingo 29 de abril del 2018 se activó protocolo de evacuación en el hospital de Ibarra. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La mañana de este 30 de abril del 2018 se inició el retorno de los pacientes del hospital San Vicente de Paúl, de la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura, que fueron movilizados la noche de ayer (29 de abril), tras una alerta.

Cerca de la medianoche, del 29 de abril último, la gobernadora de Imbabura, Marisol Peñafiel, informó que se trató de una falsa alarma. De esa manera retornó la calma a esta localidad del norte de Ecuador, cercana a la frontera con Colombia.

Según Peñafiel, inmediatamente se iniciarán las investigaciones para determinar el origen de la llamada telefónica, que advertía sobre la presencia de un artefacto en la principal casa de salud de Provincia de los Lagos. Señaló que a las 20:10 aproximadamente una persona se comunicó con el hospital y dio la alerta.

Los funcionarios de la casa de salud llamaron al Sistema Integrado de Seguridad ECU 911, de Ibarra, e informaron sobre la novedad. Esto activó el Plan de Contingencia de Salud, que movilizó a las diferentes instituciones sanitarias, seguridad, riesgos y atención ciudadana, entre otros.

En alrededor de 20 minutos fueron evacuados 121 pacientes, que se encontraban asilados en el hospital San Vicente de Paúl. De ellos, 72 fueron trasferidos a los hospitales básicos y a clínicas privadas de la localidad. Mientras que a 49 fueron trasladados al coliseo Luis Leoro Franco, de Ibarra.

Agentes de la Empresa de Movilidad del Norte, encargados del control del transporte público, suspendieron la circulación vehicular en las calles aledañas al lugar del suceso. Personal militar se instaló en los alrededores de la casa de salud, para brindar seguridad. Mientras que grupos élites de la Policía, especializado en explosivos, realizaban un barrido en los cinco pisos del hospital San Vicente.

Alrededor de las 23:00 se informó al denominado Mando Unificado, presidido por la Gobernadora, que no se encontró ningún artefacto explosivo, que pueda poner en riesgo la integridad física de las personas o a la edificación.

Las autoridades de Imbabura hicieron un llamado a la ciudadanía para que se abstenga de realizar llamadas falsas, que lo único que hacen es generar conmoción entre la población y gasto innecesario de recursos.

Durante la emergencia participaron 403 personas, entre policías, militares, bomberos, socorristas de la Cruz Roja, personal de la Secretaría del Riesgos, ECU 911, entre otros. También se utilizaron 15 ambulancias de diferentes instituciones.

La alerta de un artefacto explosivo en el hospital San Vicente de Paúl es la segunda que ocurre en Imbabura en esta semana. La primera se reportó el 26 de abril último, señalando que había material explosivo en la iglesia de la parroquia de Lita, situada en la frontera entre las provincias de Imbabura y Esmeraldas. Esa vez agentes de la Policía revisaron y comprobaron que se trataba igualmente de una falsa alarma.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)