12 de agosto de 2017 14:11

Dos hombres fallecieron en una riña en San Carlos, norte de Quito

Dos personas murieron en el barrio San Carlos, norte de Quito, tras una riña callejera. Foto: María Belén Merizalde / EL COMERCIO

Dos personas murieron en el barrio San Carlos, norte de Quito, tras una riña callejera. Foto: María Belén Merizalde / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 63
Triste 18
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 11
María Belén Merizalde
(I)

Dos hombres de 26 y 28 años fallecieron la madrugada de hoy sábado, 12 de agosto del 2017, en el sector de San Carlos, en el norte de Quito, tras una riña callejera.

Según el informe policial dos grupos de jóvenes, unos a bordo de un vehículo azul y los otros caminando, habrían iniciado una discusión alrededor de las 02:00, en el exterior de una licorería.

"Producto de la riña fallecen estas dos personas con varias puñaladas en diferentes partes del cuerpo y otras dos quedaron heridas", refirió el capitán Iván Naranjo, jefe operativo de la Unidad de Delitos contra la Vida del Distrito Metropolitano de Quito.

Miembros de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro (Dinased) acudieron al lugar para iniciar las pericias necesarias y dar con el paradero de los presuntos homicidas.

Siguiendo el rastro de las máculas de sangre que quedaron impregnadas en el pavimento, los gendarmes llegaron hasta una vivienda localizada entre las calles Juan Pólit y Laurel y Mariano Godoy, en donde detuvieron a tres jóvenes de 19, 21 y 22 años.

"Las prendas de estos jóvenes tenían máculas de color marrón y en el inmueble hallamos dos objetos cortopunzantes que podrían tener relación con este hecho delictivo, se trata de un cuchillo y una navaja", indicó el oficial.

Los muchachos salieron del inmueble e ingresaron en una patrulla policial que los trasladaría hasta la Unidad de Flagrancias.

Naranjo señaló que los otros dos hombres que se encuentran en la casa de salud también deben rendir su versión de los hechos. "Si no reciben el alta se deberá realizar una audiencia en el hospital".

Los vecinos del barrio veían admirados desde los balcones de sus casas la detención de los jóvenes.

"En la madrugada escuchamos la riña, pero nunca pensamos que iba a tener este desenlace. Nunca ha pasado en este barrio algo tan atroz", dijo Jorge V., quien vive desde hace 10 años en el sector.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (96)
No (23)