6 de noviembre de 2016 17:34

Hijastra de Daniel Ortega dice que el verdadero sufragio es la ausencia de votantes

Zoilamérica Narváez, hijastra del presidente nicaragüense Daniel Ortega, lo acusó en 1998 de someterla a abusos sexuales. Foto: Captura

Zoilamérica Narváez, hijastra del presidente nicaragüense Daniel Ortega, lo acusó en 1998 de someterla a abusos sexuales. Foto: Captura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 3
Agencia EFE

Zoilamérica Narváez, hijastra del presidente de Nicaragua y candidato a una nueva reelección, el sandinista Daniel Ortega, dijo este 6 de noviembre del 2016 que el verdadero sufragio en los comicios generales de este domingo "es la ausencia de votantes".

"Ha transcurrido medio día. En Nicaragua las juntas receptoras de votos están vacías", sostuvo la hija de la primera dama y aspirante a vicepresidente por los sandinistas, Rosario Murillo, en la red social Facebook.

La hijastra del mandatario, que acusó al líder sandinista en marzo de 1998 ante un tribunal de Managua de someterla a abusos sexuales y diversas agresiones físicas y psicológicas desde 1979, un caso que fue archivado por la Justicia por prescripción, apuntó que en Nicaragua "hay quienes asumen el voto nulo como su manera de protestar".

"Los que ya se saben ganadores votan sin euforia porque no tuvieron contrincante", refirió.

A su juicio, los nicaragüenses, con sigilo pero con firmeza, van "escapando del cerco que pretende obligarnos a votar para inventarse ante el mundo un nuevo triunfo".

"El verdadero sufragio es la ausencia de votantes como evidencia de que no creemos en el maquillaje que quieren poner al totalitarismo", consideró.

"Los dictadores se están quedando solos en su teatro electoral. Es el inicio del fin", añadió.

Nicaragua llega a esta elección general con una nueva y criticada candidatura del presidente Ortega, que busca su cuarto mandato y tercero consecutivo, ahora junto a su esposa Murillo como aspirante a vicepresidente.

Ortega, que cumplirá 71 años el 11 de noviembre, ha dirigido el segundo país más pobre de América Latina, después de Haití, en dos etapas, la primera desde 1985 hasta 1990, en que fue derrotado por Violeta Chamorro (Unión Nacional Opositora), y la segunda, desde 2007, al vencer en las presidenciales celebradas un año antes y también en las de 2011.

Los sondeos apuntan una intención de voto del 69,8% de los votantes, así como de una ventaja de 61,7 puntos sobre su principal oponente, el exguerrillero de la "Contra" Maximino Rodríguez.
El mandatario sandinista se perfila como virtual vencedor de las elecciones en la primera vuelta, algo para lo que necesita lograr el 35% de los votos y 5 puntos más que el segundo.

Los comicios se desarrollan con el veto a los observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) de la Unión Europea (UE) y el estadounidense Centro Carter, por decisión de Ortega, entes que cuestionaron el proceso electoral de 2011, en el que fue reelegido tras retornar al poder en 2007.

Los comicios en Nicaragua se celebran, además, en medio de una gran tensión debido a que los poderes Judicial, Electoral y Legislativo han anulado al principal grupo opositor y han despejado el camino a Ortega, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ya que el resto de partidos que compiten son minoritarios.

Un total de 4,34 millones de nicaragüenses están habilitados para elegir a un presidente, un vicepresidente, 90 diputados ante la Asamblea Nacional y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)