15 de febrero de 2017 09:02

Hermanastro de Kim Jong-un le imploró que le perdonara la vida

En 2012, agentes de Corea del Norte intentaron asesinar a Kim Jong-nam, partidario de hacer reformas en el país, según parlamentarios surcoreanos. Foto: archivo AFP

En 2012, agentes de Corea del Norte intentaron asesinar a Kim Jong-nam, partidario de hacer reformas en el país, según parlamentarios surcoreanos. Foto: archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 5
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia AFP

El hermanastro de Kim Jong-un, asesinado el lunes, imploró en 2012 al dirigente norcoreano que le perdonara la vida, a él y a su familia, luego de haber sobrevivido a un intento de asesinato, afirmaron este miércoles 15 de febrero del 2017 diputados surcoreanos.

Kim Jong-nam, hijo mayor del difunto dirigente Kim Jong-il, fue asesinado el lunes en el aeropuerto de Kuala Lumpur en circunstancias que siguen siendo un misterio.

En su calidad de primogénito, Jong-nam fue considerado durante un tiempo el heredero del régimen norcoreano. Pero cayó en desgracia a principios de los años 2000, tras una rocambolesca detención en el aeropuerto de Tokio, donde entró con un pasaporte falso, argumentando que quería visitar Disneyland.

Desde entonces ha vivido de facto en el exilio, y su hermanastro Kim Jong-un tomó las riendas del régimen tras la muerte de su padre en diciembre de 2011.

En 2012, agentes de Corea del Norte intentaron asesinar a Kim Jong-nam, partidario de hacer reformas en el país, explicaron el martes a la prensa parlamentarios surcoreanos, después de una reunión a puerta cerrada con Lee Byung-ho, director de los servicios de espionaje surcoreanos (NIS).

“Según (Lee), fue víctima de un intento de asesinato en 2012 y Jong-nam envió en abril de 2012 una carta a Jong-un escribiéndole: 'por favor, sálvame a mí y a mi familia'”, declaró a los periodistas Kim Byung-kee, miembro de la comisión de espionaje del Parlamento.

“También le decía: 'No tenemos a dónde ir, (...) sabemos que la única salida es el suicidio'”, añadió explicando que Jong-nam tenía pocos apoyos en Corea del Norte y que no constituía ninguna amenaza para su hermanastro.

La familia del difunto -su esposa actual, su exesposa, y sus tres hijos- viven actualmente en Pekín y Macao, según otro miembro de la comisión, Lee Cheol-woo.

“Se encuentran bajo la protección de las autoridades chinas”, declaró, añadiendo que Jong-nam entró en Malasia el 6 de febrero.

Partidario de hacer reformas en el país y crítico con el modo de sucesión dinástica del poder, Kim Jong-nam vivía de facto en el exilio.

Se trata del más alto dignatario asesinado bajo el régimen de Kim Jong-un desde la ejecución en diciembre de 2013 de su tío, Jang Song-thaek, durante un tiempo número dos no oficial del régimen.

El hijo de Jong-nam, Kim Han-sol calificó en 2012 a su tío Kim Jong-un de “dictador” en una entrevista en la televisión finlandesa, cuando estudiaba en Bosnia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (6)