20 de October de 2014 20:18

El plazo para abrir un carril de la Panamericana Norte no se cumplió

Desde el barrio de San Pedro, en Guayllabamba, se puede apreciar los trabajos que realizan los obreros en la Panamericana Norte, a la altura del puente. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO.

Desde el barrio de San Pedro, en Guayllabamba, se puede apreciar los trabajos que realizan los obreros en la Panamericana Norte, a la altura del puente. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 130
Triste 4
Indiferente 13
Sorprendido 17
Contento 0
Mayra Pacheco. Redactora
mpacheco@elcomercio.com (I)

El plazo para habilitar un carril provisional en la Panamericana Norte, entre los sectores de Oyacoto y Guayllabamba, afectados por los sismo se extendió.

El 27 de agosto, 15 días después de los sismos registrados en la ciudad, la ministra de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Paola Carvajal, anunció que esta intervención tomaría dos meses: es decir hasta el próximo lunes. Pero aún hay trabajos pendientes.

Ayer, durante un recorrido que este Diario realizó por este sector, se constató que el acceso vehicular a la Panamericana Norte todavía es restringido a partir el kilómetro 7,5. Hay conos anaranjados y patrulleros para impedir el paso.

Sin embargo, desde los barrios de San Juan y San Pedro, ubicados en Guayllabamba, se puede apreciar el avance de las obras en esta carretera.

Desde estos sitios, aledaños a la Panamericana Norte, se observa que a la altura del puente del río Guayllabamba, un tramo de la vía permanece cubierto con un montículo grande de tierra.

Los obreros trabajan con maquinaria pesada: volquetas y palas mecánicas. Realizan la remoción de material, estabilizan los taludes, limpian la zona y continúan con la ampliación de la vía de dos a cuatro carriles.

El panorama de la zona también es distinto, una parte de las montañas fue derribada. Una película negra (similar a las geomembranas de la ruta Collas) cubre estos taludes.

Luis Guaitarilla, presidente de la Junta Parroquial de Guayllabamba, mencionó que la proximidad para que se cumpla el ofrecimiento del MTOP ha generado expectativas en los habitantes. En esta parroquia viven 20 000 personas.

Para constatar el avance de los trabajos, este dirigente visita con frecuencia la zona.

Dice que hay como 50 maquinarias pesadas. Se trabaja las 24 horas. Pero no cree que uno de los carriles esté habilitado hasta el próximo lunes.

A la altura del kilómetro 10, en un tramo de 200 metros, los dos carriles de la Pana Norte están cubiertos con material. “No creo que se cumpla con los plazos previstos”.

María Sánchez, moradora de San Pedro, comenta que la cantidad de tierra que se debe remover es grande, por lo que el plazo tendrá que modificarse.

El MTOP, mediante su cuenta de Twitter @ObrasPublicasEc publicó, ayer por la tarde, que faltan 14 días para la apertura de un carril de la vía Calderón-Guayllabamba. Cumplimos lo ofrecido. Tomando en cuenta esta cifra estaría habilitado para el 3 de noviembre. Pero no se conocen detalles adicionales.

Cuando la Ministra anunció el plazo, en agosto, explicó que la vía habilitada funcionará con restricciones. Se abrirá entre las 06:00 y las 18:00. No se la podría usar durante la noche y la madrugada.

La entidad informó que el carril reabierto al tránsito vehicular no contará con iluminación ni señalización, debido a las características de los trabajos que aún deben ejecutarse.

Para permitir el paso de los usuarios que se dirigen desde Quito a Guayllabamba, o viceversa, se tiene previsto realizar flujos sincronizados con la ayuda de personal de control.

El tránsito vehicular en la zona aumenta en las horas pico. En la mañana, de 06:00 a 08:00, los trancones se producen en sentido Guayllabamba-Quito; y en las tardes, de 16:00 a 18:00, en sentido contrario. Los fines de semana ocurre algo similar.

Actualmente, los conductores que hacen estos recorridos deben usar Collas y la E35. Según Avelino Cahuañas, morador de San Juan, este viaje dura hasta dos horas. Antes demoraba cerca de 45 minutos.

En el otro carril que permanecerá cerrado se continuará trabajando en el reforzamiento de taludes, arreglo de fisuras y la ampliación de dos a cuatro carriles, entre el km 7 y 11. Esto tomará 14 meses. Se trabaja con 400 personas y se invertirán alrededor de USD 93 millones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)