31 de marzo de 2015 12:31

Tensión en el área desalojada del sur de Guayaquil

Desalojo de viviendas en el sector de la Isla Trinitaria. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

Desalojo de viviendas en el sector de la Isla Trinitaria. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Juan Carlos Mestanza

El anuncio del ingreso de maquinaria para realizar la limpieza de escombros en un sector de la Isla Trinitaria, donde el pasado viernes se produjo un violento desalojo, no se concretó la mañana de este martes 31 de marzo del 2015.

Un ambiente de tensión se vivió desde muy temprano en la cooperativa Mélida Toral, sur de Guayaquil, donde las 40 familias desalojadas por la Policía Nacional, atendiendo una disposición del Ministerio del ambiente, se mantienen en cuatro carpas instaladas por el Municipio porteño.

La víspera, en rueda de prensa, el gobernador del Guayas, Rolando Panchana, exigió a las autoridades municipales a que retiren las carpas instaladas en la calle próxima al sitio de desalojo, pues a las 08:00 ingresaría maquinaria del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi) a retirar los escombros y limpiar el terreno donde se levantará un parque lineal.

“Le exijo al Alcalde de Guayaquil (Jaime Nebot) que no tenga un comportamiento fariseo. A él no le viene esa falsa solidaridad de montar carpitas de guerra en la zona invadida. Si las carpas no se mueven significa que el Alcalde de Guayaquil solapa las invasiones”, dijo la tarde de ayer Panchana.

Hoy temprano las familias desalojadas, respaldadas por vecinos del sector, colocaron maderas y caña a manera de bloqueo en la calle para evitar el ingreso de maquinaria. “Si quieren ingresar vehículos lo pueden hacer por la otra calle, por donde entraron los tractores con los que nos demolieron nuestras casas”, dijo uno de los afectados.

En los alrededores había volquetas que permanecían parqueadas. Esto mientras la vicealcaldesa de Guayaquil, Doménica Tabacchi, visitaba a los damnificados. “Las carpas van a estar aquí el tiempo que sea necesario, hasta que el Gobierno le brinde a estas familias una solución humanitaria a cada uno de sus problemas”.

Un delegado del Miduvi llegó al sitio y dialogó con los afectados cuyos ánimos se mostraban caldeados. Ellos pedían la presencia del gobernador Panchana y del secretario Técnico de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares, Julio César Quiñónez, para dialogar. Luego el funcionario se retiró sin que ingrese maquinaria alguna hasta segunda orden.
Elementos de la Policía Nacional se mantienen en el sitio resguardando el orden.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)