16 de junio de 2016 17:33

Dos familias buscan justicia tras accidente de la Metrovía

La familia de Jaime C., chofer de la Metrovía, pide que se esclarezca el caso. Foto: Wladimir Torres / EL COMERCIO

La familia de Jaime C., chofer de la Metrovía, pide que se haga justicia Foto: Wladimir Torres / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

Mary Pilay viaja continuamente desde el populoso sector de Monte Sinaí, en el noroeste de Guayaquil, hasta la ciudadela Kennedy, en el norte, donde se ubica la oficina del abogado que defenderá a su esposo. Jaime Ch. está involucrado en la muerte de la joven Lady Freire, quien cayó desde el articulado del sistema de transporte Metrovía que él conducía.

Para la mujer, la detención de su esposo es injusta. “No es culpable, hay negligencia por parte de la Metrovía”.

El incidente ocurrió el jueves 9 de junio. El pasado miércoles, Mary contó que esperaba recibir apoyo por parte de las autoridades de la Fundación Metrovía y del Consorcio Metroquil para esclarecer el caso, pero hasta ahora, dice, “los han dejado solos”.

“Él es un chofer. A él, ni a ningún otro chofer, les dejan meter mano en las revisiones que dicen ellos que les realizan a las unidades cada madrugada. Ellos (Metrovía) tienen un servicio de mantenimiento, a mi esposo no lo dejaban revisar nada”, reclama la mujer, quien dice que su esposo tenía ocho años trabajando en el consorcio.

Además, asegura que conoce que varias de las unidades presentan anomalías y que poco se ha hecho para solucionarlas. “Lo único que queremos es que se esclarezca todo. Mi esposo no salió a matar a nadie, él salió a ganarse el día. Nuestros hijos están afectados, lloran por no poder ver a su papá, no entienden lo que estamos pasando”, relata.

La semana anterior, el gerente general de la Fundación Metrovía, Leopoldo Falquez, aseguró en una rueda de prensa que la responsabilidad en este caso recae en el Consorcio Metroquil, dueño del articulado involucrado en el accidente.

Añadió que la Fundación es un ente regulador que inspecciona que “funcione bien” la revisión de la operatividad que se realiza cada madrugada a las unidades. Sin embargo, acotó que lo que ocurra durante el día escapa a ese control. “De hecho es el conductor quien debe percatarse si algo está funcionando mal durante la ruta”, anotó.

Joselito Arguello, quien asumió desde el miércoles la defensa legal del conductor, dice que pedirán se investigue por qué se retiraron unas rampas que antes sujetaban las puertas durante el recorrido de los buses. “Hay una alteración en la parte mecánica y física en las unidades de la Metrovía. Hay una persona que quizá, por abaratar costos, hizo que las rampas sean quitadas”, comentó el abogado.

En tanto, la familia de Lady Freire visitó la mañana de este jueves 16 de junio del 2016 las instalaciones del Consorcio Metroquil. En la reunión con sus representantes analizaron la póliza de seguro por el accidente. Juan Vizueta, abogado de la familia, explicó que este acercamiento no frena el proceso legal para esclarecer las causas del fallecimiento de la joven.

“Ya escuchamos la propuesta de la indemnización -dijo Catherine Freire, hermana de la víctima-. Pero le hemos pedido al abogado que siga hasta las últimas instancias. Nuestra meta es fijar un precedente para que dejen de existir la falta de seguridad y que esto no le suceda a más familias”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)