13 de enero de 2018 21:50

Guayaquil despide muestra de monigotes gigantes del Suburbio

En Guayaquil se decidió cambiar la quema de los monigotes por un cierre artístico. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

En Guayaquil se decidió cambiar la quema de los monigotes por un cierre artístico. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 1
Alexander García

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cientos de guayaquileños coparon las calles del suburbio oeste de Guayaquil que concentran a los 40 participantes en la tercera edición de la Ruta de los Gigantes, muestra tradicional de años viejos con personajes de cine y televisión que alcanzan hasta ocho metros de altura.

La calle 16, a lo largo de intersecciones como Huancavilca, Ayacucho y Capitán Nájera lucieron llenas de público y de vendedores la noche de este sábado, 13 de enero del 2018, un día antes del cierre de la exposición. Junto a grandes personajes de las películas Moana, Robocop o La Momia se comercializaba canguil, algodón de azúcar, pequeños juguetes y juegos luminosos. Tres vehículos que arrastran vagones a manera de "gusanito" ofrecen recorridos por las atracciones de papel y pintura con alma de caña y madera.

En Capitán Nájera y la 16 se instaló la noche una de dos tarimas para el cierre artístico de la muestra, una fiesta con músicos nacionales que reemplazará este año a la tradicional quema de los monigotes.

Ruta de los Gigantes atrae a guayaquileños al suburbio


La exhibición, una manifestación de la cultura popular desde hace una década en el Suburbio Oeste, apadrinada desde hace tres por el Municipio de Guayaquil y su Empresa de Turismo, podrá ser visitada hasta la noche de este domingo 14 de enero.

Viviana Medina llegó al sector en compañía de familiares para fotografiarse con algunos de los personajes de películas animadas como Monster University o Lilo & Stitch. "Siempre venimos, no quisimos dejar pasar la ocasión. Es un deleite para los niños y para los grandes también", dijo. Daniel Barberán, quien llegó con sus hijos y sobrinos, pidió considerar en próximas exhibiciones restringir ciertos tramos a circulación peatonal porque entre autos y vendedores era difícil caminar. También echó en falta la presencia agentes de tránsito y de policías.


Se decidió cambiar la quema de los monigotes por un cierre artístico entre otras cosas debido a los reparos de seguridad que pusieron en años anteriores los Bomberos ante unas hogueras tan grandes.


“La quema es una costumbre arraigada en la sociedad guayaquileña, pero como es muy perjudicial para el medio ambiente, desde el año pasado los artesanos comenzaron a poner el ejemplo”, indicó Gloria Gallardo, presidenta de la Empresa Pública Municipal de Turismo.

Gallardo informó que para la cuarta edición de la Ruta, en diciembre del 2018, el Municipio desarrollará un concurso y entregará como incentivo premios por USD 8 000 a los siete primeros lugares, con un premio de USD 3 000 para el primer puesto y de USD 500 para el séptimo.

Los artesanos invierten en materiales y horas de trabajo cientos de dólares, un dinero que recuperan al cobrar USD 1 la fotografía en una ruta que se ha vuelto "multitudinaria" en los últimos tres años.


Jhon Mendoza, autor de un gran Stitch, una especie de gato alienígena de la serie animada Lilo & Stitch, dijo que como no podrá quemar al muñeco decidió venderlo a un parque turístico en Ventanas.

Francisco Cevallos, autor de personajes de la película animada Monster University vendió los monigotes a un parque de Santo Domingo de Los Colorados. Y coincidió con Mendoza en que los premios anunciados por el Municipio animarán a los artesanos a mejorar las creaciones. Él ya planea para la próxima edición construir toda una aldea de más de 20 personajes gigantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (3)