29 de January de 2010 00:00

En Guayaquil se aplican medidas contra el dengue

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

En esta semana, la cifra de enfermos con dengue clásico subió a 173 en la provincia, más seis casos de dengue hemorrágico, con incidencia en menores de edad. Esto según el último reporte de la Dirección de Salud de Guayas.  

Los casos se concentran en zonas populares de Guayaquil, como El Fortín y Flor de Bastión, en el noroeste, y Las Malvinas en el sur de la ciudad. Con las últimas lluvias, las calles del bloque dos de El Fortín se convirtieron en lagunas de agua lodosa. El canal de desfogue de aguas lluvias, que atraviesa el lugar, es un criadero de mosquitos, rodeado por maleza y basura.

La prevención 
El Hospital de Infectología inició   una campaña de capacitación  para los médicos de las áreas de salud. Esto ayudará a la   detección oportuna del dengue.
50 profesionales se sumarán a las labores de fumigación desde febrero.
Los últimos afectados con dengue hemorrágico viven en zonas como el Paraíso de la Flor y Dignidad Popular (noroeste), y en el Suburbio de Guayaquil.

“A las seis de la tarde hay que cerrar las puertas y las ventanas y bajar los toldos, porque esto se llena de mosquitos, y los niños son los más afectados”, cuenta María Vélez, moradora del sector.

En esa zona, los vecinos se quejan por la falta de fumigación, pese a que ya se presentó un caso de dengue hemorrágico en un niño, que fue trasladado al hospital Francisco de Ycaza Bustamante. 

En otras zonas del sur, como El Cisne, los moradores piden que se limpien las alcantarillas, ya que el agua empozada atrae a los mosquitos. “Se puede ver cómo las larvas andan en el   agua sucia. Deberían  por lo menos venir a fumigar”, reclama Martha Vera. 

El director provincial de Salud, Eduardo Verdesoto, explica que por ahora definen un plan de acción, a través de mingas de limpieza  en las zonas donde hay hacinamientos de basura.

Mientras que las 70 unidades médicas del Ministerio de Salud y las clínicas móviles del plan municipal Más Salud trabajan en conjunto en la detección y tratamiento de la enfermedad.

El Servicio Nacional de Control de Enfermedades Transmitidas por Vectores (SNEM) enfoca sus planes de fumigación en las parroquias Ximena, Tarqui Popular, Pascuales y Febres Cordero.

De 17:00 a 20:00, los trabajadores del SNEM realizan fumigación extradomiciliaria. Mientras que en la mañana, de 08:00 a 10:00 visitan las casas para la fumigación intradomiciliaria, revisan los reservorios de agua y aplican larvicidas en los patios.

Para esta función fueron contratados 800 trabajadores, adicionales a los 560 que laboran para el SNEM en todo el país. El presupuesto para las labores invernales es de USD 10 millones, con lo que se adquirió químicos y máquinas ULV (ultra bajo volumen).

Raúl Veloz, director del SNEM,  detalló que las labores de fumigación y las mingas de limpieza se extendieron en esta semana a zonas rurales  como  el cantón Naranjal.  También a zonas  de Bolívar y Chimborazo, cercanas a Guayas. La campaña no solo es de fumigación, pues incluye la entrega de toldos y repelentes. 

El Instituto Nacional de Higiene es el encargado de los exámenes confirmatorios de dengue. El plazo de entrega de las pruebas es de 24 horas, lo que ayudará a la planificación de  cercos epidemiológicos en las zonas donde se detecten los casos graves.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)