9 de septiembre de 2015 23:46

Alberto Dahik sugiere retiro de subsidios y acudir al FMI para enfrentar la crisis

Alberto Dahik

Alberto Dahik, exvicepresidente del Ecuador, participó en una conferencia en la Universidad Espíritu Santo. Foto: Gabriel Proaño / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 102
Triste 5
Indiferente 5
Sorprendido 10
Contento 192
Evelyn Tapia

La conferencia que dictó Alberto Dahik, exvicepresidente del Ecuador, la noche de este miércoles 9 de septiembre en la Universidad Espíritu Santo (Guayaquil), estuvo llena de analogías.

Dahik, que dirigirá desde este mes el Centro de Estudios Económicos y Sociales para el Desarrollo de la institución, dictó la conferencia "Salida para la crisis: coyuntura económica nacional e internacional".

En su intervención, el exvicepresidente enfatizó que el precio del barril de petróleo que viene cayendo desde el año pasado no es la causa de la situación económica que enfrenta el país.

"Es como si una persona se ha pasado teniendo una alimentación completamente desordenada, muy poco saludable, y de repente le da un paro cardíaco subiendo un cerro. No le podemos echar la culpa al cerro. Lo mismo ha pasado con el precio del petróleo, se ha venido diciendo que es el causante de la crisis, cuando en realidad solo es el detonante", sostuvo.

Dahik, que también fue ministro de Finanzas, dijo que el Gobierno ha cometido algunos errores como eliminar el fondo de estabilización del precio del petróleo y "jugar a salvar la política, en lugar de concentrarse en salvar la economía". En su charla, sugirió que el Gobierno deje de lado los subsidios a los combustibles. "Hay algunos que no quieren hacerlo porque están pensando en popularidad", señaló.

El exvicepresidente sostuvo que la dolarización fue una medida necesaria en la época de crisis de hace 15 años, que debió ser manejada con políticas que estén acordes al modelo de moneda fuerte como el dólar. En ese sentido, señaló que "una economía dolarizada tiene que estar abierta al capital y al mundo" y que desde ya, el Ecuador debe estar preparado para hacer frente a una recesión.

"Si yo soy piloto y me fallan los motores, lo primero que tengo que hacer es planificar la caída", dijo.

De ahí que mencionó entre las principales soluciones que el Gobierno debería tomar en cuenta: el retiro de todas las trabas al comercio exterior, "comenzando con las salvaguardias que son una medida temporal para un problema como la caída del precio del petróleo que no es temporal"; la eliminación del 5% Impuesto a la Salida de Divisas, "porque eso es un impuesto a la entrada de divisas más bien, nadie quiere traer su dinero".

Otra medida en la que Dahik hizo énfasis fue el desmonte del mecanismo de pago del anticipo del Impuesto a la Renta, al que calificó como impuesto confiscatorio. "Porque es inmanejable en un año en el que las empresas no están tendiendo ganancias", señaló.

Acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Interamericano por préstamos que no estén atados a proyectos, "sino que funcionen como soporte de la balanza de pagos", fueron otras sugerencias que también mencionó el exvicepresidente en su discurso.

Al finalizar la conferencia, que duró algo más de una hora, uno de los asistentes hizo la pregunta: Todas las ideas son brillantes, pero, ¿cómo hacemos para que el Gobierno las aplique?

A lo que Dahik contestó: "Es como cuando una persona tiene un accidente y necesita tres pintas de sangre, pero la persona es Testigo de Jehová".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (51)
No (52)