15 de octubre de 2015 19:16

Una guagua de pan de 4 metros tomó forma en Guayaquil

La enorme masa dulce, decorada con coloridas flores de repostería y lazos -también de pan-, ocupó un espacio en el segundo nivel del CityMall. Foto: Gabriel Proaño/ EL COMERCIO.

La enorme masa dulce, decorada con coloridas flores de repostería y lazos -también de pan-, ocupó un espacio en el segundo nivel del CityMall. Foto: Gabriel Proaño/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 6
Elena Paucar

Fue inevitable detenerse. La curiosidad -y también el apetito- despertó entre quienes recorrían los pasillos del CityMall, la tarde de este jueves 15 de octubre de 2015.

En este centro comercial del norte de Guayaquil se exhibió una guagua de pan de 4 metros, elaborada por panadería y pastelería California. “Fue hecha con dos quintales de harina, más de 150 huevos… De aquí saldrán unas 1 000 porciones que repartiremos gratuitamente”, explicó Carlos Velásquez, miembro de la panadería.

La enorme masa dulce, decorada con coloridas flores de repostería y lazos -también de pan-, ocupó un espacio en el segundo nivel del CityMall. Su elaboración tomó un día y el horneado fue por partes.

Con esta estrategia, panadería California promocionó las tradicionales guaguas de pan, que se ofertan por el Día de los Difuntos, recordado cada 2 de noviembre. El postre, junto con vasos de colada morada, comenzó a expenderse en esta semana en los distintos locales del país.

Solo en Guayas y Los Ríos existen 54 puntos de venta, donde ofrecen dos guaguas sencillas a USD 1,20. Mientras que las rellenas -con chocolate, manjar y guayaba- cuestan USD 1 cada una.

La enorme masa dulce, decorada con coloridas flores de repostería y lazos -también de pan-, ocupó un espacio en el segundo nivel del CityMall. Foto: Gabriel Proaño/ EL COMERCIO.

Antes de las 17:00 de este jueves, los maestros pasteleros Juan Sotomayor, Marvin González y Luis Conña hacían algunos retoques al pastillaje. También alistaban los cuchillos para comenzar la repartición.

Decenas de personas se amontonaron alrededor para sacar una foto con sus celulares. Y aguardaron por unos cuantos minutos, en hilera, para degustar una porción.

Luz Medina e Hilda Anchundia llegaron desde Santa Elena. En esta zona de la costa ecuatoriana el Día de los Difuntos es símbolo de una amplia cultura gastronómica.

“En la Península se prepara comida para ofrecerla a los muertos -contó Medina-. En las casas se hacen altares con platillos y otros llevan la comida a los cementerios”. “Y todas las panaderías se llenan con guaguas, hechas en horno de leña -continúa Anchundia-, pero nunca habíamos visto una guagua de pan tan grande”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)