8 de junio de 2016 11:55

Siete grupos cuentan cómo financiaron el enlace ciudadano

Rodrigo Collahuazo, de la Coordinadora de Movimientos Sociales, se reunió con dirigentes de jóvenes y mujeres. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Rodrigo Collahuazo, de la Coordinadora de Movimientos Sociales, se reunió con dirigentes de jóvenes y mujeres. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 240
Triste 1
Indiferente 10
Sorprendido 9
Contento 24
Ana María Carvajal
Redactora
política@elcomercio.com (I)

Una resolución del directorio de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) facilitó la entrega de USD 2 000 a Alianza País. El dinero se envió como una colaboración para que se lleve a cabo el enlace ciudadano 478 en Pedernales, en la provincia de Manabí.

Esta y otras 10 organizaciones pro Gobierno se sumaron a la iniciativa del presidente Rafael Correa de aportar con dinero, logística o mano de obra para que estos encuentros semanales sigan haciéndose.

El mismo Correa había ofrecido que ya no se ocuparía dinero del Estado, luego de las críticas que recibió por el costo que implicaba cada sabatina. Unos USD 30 000, según el Primer Mandatario.

En el sistema en línea del Registro Único de Organizaciones Sociales no aparece el CUT. Su presidente, Oswaldo Chica, dijo que cuenta con personería jurídica y que por eso recibe los aportes estatales que la ley prevé para agrupaciones sociales como la suya.

De allí salió el dinero con el que aportaron para la sabatina, como lo reconoce Chica. “Se decidió hacerlo porque la ciudadanía tiene derecho a recibir información directa
del Presidente”.

Este Diario se contactó con siete de las 11 organizaciones sabatinas que, según Correa, financiaron el Enlace Ciudadano que se hizo en Pedernales, el 4 de junio pasado.

Lograron juntar alrededor de USD 7 500, según los representantes de cada una de las siete organizaciones.

Según Doris Soliz, secretaria ejecutiva de Alianza País, las organizaciones aportaron también con sillas, carpas y el pago de equipos de sonido. Es decir con logística.

Pero ella ayer señaló que no podía proporcionar cifras exactas de cada una. “Es un aporte de voluntariado, una forma de participación ciudadana plenamente reconocida en nuestra Constitución”.

¿Por qué organizaciones políticas, sociales y laborales decidieron aportar económica y personalmente? Dirigentes como Rodrigo Collahuazo, de la Coordinadora de Movimientos Sociales por la Defensa de la Democracia y el Socialismo y Liliana Durán, del Foro Nacional de Mujeres, coinciden en que es un derecho ciudadano el recibir información de la fuente sobre las obras que se realizan en el país. “Los medios esconden o tergiversan”, señaló Collahuazo.

Info

Su organización, que aglutina alrededor de 100 agrupaciones de afroecuatorianos, campesinos, amas de casa, jóvenes, montuvios, etc, aportó con USD 500, según el dirigente. Ellos no cuentan con ingresos externos sino únicamente con los aportes de sus integrantes.

Para reunir el dinero cuenta que hicieron una “minga por la comunicación directa entre mandantes y autoridad”.
También dos ‘chanchos solidarios en el sector de La Magdalena, en el sur de Quito, la rifa de un ternero y las donaciones desde 50 centavos y hasta USD 15 de los integrantes de los colectivos. En esas actividades participaron colectivos de amas de casa y el Seguro Social Campesino de Esmeraldas.

Otra organización que tiene una estructura similar es la Confederación Unitaria de Trabajadores y Trabajadoras Autónomas del Ecuador (Cuttae). Es un colectivo de hecho que invirtió su aporte en comprar sillas que puedan ser usadas en las próximas sabatinas. Así no se tendrán que alquilar como ocurría antes.

Gustavo Zurita, su presidente, dijo que sus integrantes hicieron ‘una vaca’, como lo han hecho para sostenerse desde su creación en el 2010.

La Juventud de Alianza País (JPaís) también entregó USD 2 000 para el enlace. Su presidente, Jorge Miño, informó que la organización tiene estructura en las 24 provincias del país, que la gente ayudó en Pedernales y que continuará haciéndolo.

Miño dijo que ahora los enlaces son más austeros y que se ha analizado la posibilidad de que las sabatinas se hagan con público una vez por mes, debido a los costos.

Pero cree necesario que la gente que critica al Gobierno por gastar en esta rendición de cuentas lo haga también con las autoridades locales que presentan informes radiales y de otros formatos.
Sin embargo, Soliz recalca que la ciudadanía tiene derecho a ser informada en los enlaces ciudadanos, por lo que “solo cuando amerite por alguna circunstancia específica, se hará en formato cerrado”.

En contexto
El presidente Rafael Correa decidió que el Estado deje de financiar los enlaces ciudadanos que se realizan cada sábado, a un costo de USD 30 000 cada uno. El último enlace, del 4 de junio, fue el primero en hacerse con recursos de organizaciones afines.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (26)