31 de marzo de 2015 20:16

El diálogo Gobierno-choferes seguirá este mes

Durante el almuerzo del lunes, Abel Gómez le entregó al Presidente una réplica de un bus interprovincial de pasajeros. Foto: Presidencia / EL COMERCIO.

Durante el almuerzo del lunes, Abel Gómez le entregó al Presidente una réplica de un bus interprovincial de pasajeros. Foto: Presidencia / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 18
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Paul Zamora

El próximo 23 de abril, los dirigentes del transporte nacional mantendrán una nueva reunión con el presidente Rafael Correa. En esta cita tienen previsto expresarle nuevamente al Ejecutivo sus inquietudes y dudas en un taller de trabajo de 12 horas que se realizará en Carondelet, desde las 06:00.

El anfitrión del encuentro será el Primer Mandatario quien junto con los Ministros del ramo analizará las problemáticas de cada área del transporte (pesado, mediano, liviano, de pasajeros, carga… ) y desde ya los dirigentes dicen que esperan soluciones.

Ellos ya fueron convocados por el Ejecutivo a un almuerzo el lunes pasado, como parte de una estrategia de acercamiento político con los sectores estratégicos, motivado en parte por los ajustes económicos de los últimos meses.

De hecho, el establecimiento de nuevos aranceles a productos importados preocupa al sector de la transportación en especial por un incremento en los costos de los neumáticos, repuestos y en el caso de transporte pesado por la carrocería. En el caso de los taxistas, su bandera de lucha es el incremento de la tarifa mínima a USD 1,45.

En los dos casos, el discurso del Gobierno fue de pleno respaldo. Sobre las salvaguardias el Primer Mandatario aseguró que de no abastecer la demanda nacional se realizará una revisión y “que tienen toda su protección.” Sobre las nuevas tarifas de taxi dijo que estas están “congeladas” diez años y que en este periodo el ingreso nacional ya casi se ha duplicado: “hay que enfrentar esos problemas y hablarle claro a la ciudadanía”.

Con este ‘espaldarazo ‘presidencial, los trasportistas evalúan la reunión como “positiva” aunque advierten que aún hay temas que poner sobre el tapete. Las reuniones entre el Gobierno central y este sector no son nuevas. En septiembre del 2014 también se dio un almuerzo en Carondelet con los dirigentes y el tema de las tarifas de taxi y del transporte estuvo presente. En ese tiempo Correa admitió que este incremento en las tarifas afectaría a la economía ya que la comida se encarecería.

Ahora, los directivos del transporte niegan pretensiones electorales luego de que los dirigentes Alberto Arias y José Zapata fueron con Alianza País a la Asamblea en el 2013.

Niegan además que aprovechen la coyuntura económica para ejercer presión política. Fuentes internas del Gobierno confirmaron que este sector es clave para mantener la estabilidad política y que por ello, habrá más apertura a sus peticiones. “Nosotros nos reunimos con todos los sectores de la sociedad y por supuesto, ustedes son un sector extremadamente importante para la economía” dijo Correa.

En este marco, uno de los retos de los dirigentes del transporte será llegar al 23 de abril con una agenda que refleje los intereses colectivos. En el caso de Calderón existe actualmente un problema interno de representatividad que se reflejó cuando fue pifiado durante el Relevo de Guardia Presidencial. Un sector asegura que Calderón no los representa y que sus propuestas no tienen pleno respaldo de todo el gremio. En este caso, el dirigente se refiere a que existe unidad y aprovechará la cita para proponer un proyecto que va de la mano con el discurso gubernamental de cambio de matriz energética.

Se trata de una propuesta para remplazar los taxis que funcionan con gasolina, por unos impulsados por gas natural comprimido (GNC). Según estudios de su Federación, en la localidad de Bajo Alto (El Oro) existe “suficiente GNC”. Niega un alineamiento con el Gobierno y justifica la propuesta pues es un recurso “más seguro, más amigable y ecológico”.

Durante estos días los dirigentes reforzarán las posturas que serán presentadas ante el Ejecutivo. Abel Gómez insiste en que el tema de los costos por los aranceles aún les preocupa pues se “han encarecido los productos para los trasportistas”. Reconoce el mejoramiento de la infraestructura vial pero al mismo tiempo critica el modelo de gestión del transporte por lo cual temas como el establecimiento de la caja común o el control a la informalidad también les preocupa, por lo que plantearán también reformas normativas.

Carlos Macías, presidente de la Federación de Cooperativas de Transporte pesado, pedirá que se les dé más facilidades para poder importar sus insumos y así abaratar costos pues los trámites son ‘engorrosos’.

En contexto

En septiembre del 2014 el Presidente mantuvo una reunión con 130 representantes del transporte urbano y taxis del país. En ese tiempo se aclaró el tema de las competencias municipales en cuanto a la transportación y también se habló sobre las tarifas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)