13 de junio de 2016 16:24

Feria gastronómica para ayudar a los afectados por el terremoto, en Ambato

Foto: Modesto Moreta

La organización de la feria está a cargo de la Gobernación de Tungurahua, el MIES y el aporte de las instituciones públicas y privadas. Foto: Modesto Moreta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Modesto Moreta

Una feria gastronómica busca reactivar la economía de 40 familias de Manabí y Esmeraldas refugiadas en las ciudades de Ambato y de Baños, en la provincia de Tungurahua. Ellos fueron afectados por el terremoto del pasado 16 de abril del 2016.

La actividad se denominará ‘Sabor y solidaridad’, se efectuará el 18 de junio del 2016 en la explanada del Municipio de Ambato localizada en la Sierra centro del Ecuador. Las familias se encuentran hospedados en las casas de familiares, familias acogientes y en viviendas rentadas.

“El objetivo es realizar una caja común para que el dinero sea repartido en forma equitativa y se convierta en el capital semilla para que inicien sus emprendimientos”, dijo Lira Villalva, gobernador de la provincia.

La organización está a cargo de la Gobernación de Tungurahua, el Ministerio de Inclusión Social y Económica (MIES) y el aporte de las instituciones públicas y privadas. La feria se iniciará a las 10:00 y finalizará a las 15:00. Habrá la presentación de artistas locales.

Villalva aseguró que al momento las familias refugiadas en los cantones de Ambato y Baños reciben ayuda del MIES con raciones alimenticias, kits de aseo y de habitación. “Son el aporte de los ambateños lo que estamos distribuyendo a las personas que están en Ambato y las zonas afectadas”.

Entre los platos a comercializar el día de la feria es el encebollado de pescado, guatita, bolones de verde, empañada de verde, cebiche de camarón, corviche, el bollo de pescado y más.

Las empañadas de verde las elaborará Carmen Sosa y otro grupo de personas. La mujer, de 35 años, llegó de Pedernales dos días después del terremoto. La casa donde habitaba con sus dos hijos se desplomó y perdió todos sus enseres.

“Nos salvamos porque ese día estábamos laborando en la playa vendiendo empañadas. Al momento la situación es difícil y por eso buscamos donde laborar. Esperamos que en la venta de la comida costeña nos ayude a mejorar en nuestra economía”, contó Sosa.

Cada 15 días el Ministerio de Inclusión Social les entrega kits alimenticios. Celeste Arias, directora de la entidad en Tungurahua, dijo que están apoyando esta iniciativa que se espera recaudar fondos económicos. “Les estamos ayudando con alimentos a las 40 familias que viven en la provincia, pero la idea es que reactiven su propia economía”.

Aseguró que hasta la semana pasada en Ambato y Baños vivían 50 familias, sin embargo, 10 retornaron a sus ciudades. Las que se quedaron están reciben el bono de arrendamiento y otros de la familia acogiente. “Reciben el bono las familias que están dentro del registro único de damnificados”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)