3 de diciembre de 2014 13:12

Emotivo funeral de estudiante alemana asesinada por defender a dos adolescentes

Tugce Albayrak

Centenares de personas asistieron al funeral de Tugce Albayrak en el exterior de una mezquita en Wächtersbach, Alemania. La joven murió por una agresión sufrida tras mediar en un presunto caso de acoso sexual sobre otras dos muchachas. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP
Berlín

Un millar de personas asistió este miércoles 3 de diciembre en Alemania al funeral de Tugce Albayrak, una estudiante de 23 años de origen turco que murió al defender a dos adolescentes que estaban siendo agredidas en un restaurante de comida rápida.

La ceremonia fue organizada ante la mezquita de Wachtersbach, una ciudad cerca de Fráncfort (oeste) y fue retransmitida en directo por la cadena pública NTV, que fue explicando los ritos funerarios musulmanes.

Aunque los detalles del drama siguen siendo confusos, aparentemente la joven estaba comiendo con unas amigas la noche del 14 al 15 de noviembre en un McDonald's de Offenbach, en las afueras de Fráncfort, cuando oyó gritos provenientes del baño, donde dos adolescentes visiblemente bebidas estaban siendo acosadas por otro grupo de jóvenes.

Albayrak se interpuso en la pelea y luego, al salir, fue a su vez agredida en el aparcamiento del restaurante. La joven recibió un golpe en la cabeza y cayó sin sentido. En coma durante dos semanas, falleció el día que cumplía 23 años.

Un sospechoso de 18 años, con antecedentes, ha sido detenido en relación con el caso. Según el diario Bild, el joven, que está bajo detención provisional, reconoció que golpeó a Tugce Albayrak pero aseguró que se trataba tan solo “de una bofetada”.

El portavoz de la jefa de gobierno, Angela Merkel, declaró que la canciller contempla “con gran simpatía” las sugerencias de que le sea otorgada a la joven la Cruz del mérito federal, que en principio no puede ser atribuida a título póstumo.

Más de 170 000 personas han firmado la petición en ese sentido.

Dos banderas, una turca y otra alemana, presidieron la ceremonia, antes de que el cortejo fúnebre de la joven se dirigiera a Bad Soden-Salmunster, su ciudad natal, para enterrar a la heroína.

La prensa turca consacró varias portadas a la joven, que quería ser maestra. Los medios de comunicación alemana por su parte sigue de cerca la investigación, que muestra por el momento detalles por dilucidar.

El domingo, un futbolista de Fráncfort festejó su gol ante el Dortmund mostrando una camiseta dedicada a la estudiante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)