25 de June de 2009 00:00

Los frutos secos son un apoyo para el corazón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

Redacción Sociedad

Las semillas secas son los aliados inseparables en  la repostería. Ya sea en pasteles, galletas, helados, granolas... estos alimentos se vinculan en la dieta diaria. O, al menos, eso es lo que intenta  Clara González, cuando compra nueces todas las semanas. 

Estas son su mejor medicina. Lo hace desde que su cardiólogo le advirtió que sufría de  problemas de colesterol. No  faltan en su mesa. “En un mes estuve mejor, además me ayudó a regular la digestión”, cuenta, mientras adquiere dos libras en la tienda Flor de Canela, en la calle Versalles y Marchena, en el centro norte de la capital.

Hay dos razones -comenta Freddy Acosta, propietario del local- de por qué  la gente consume con frecuencia los frutos secos. Una de ellas es  porque son los ingredientes principales en la cocina. Y la otra es por salud, “porque le recomiendan  los  naturistas”.

Acosta vende en su tienda  un promedio de 20 libras de nuez al día. Por lo general, lo consumen las personas de clase media. La razón -dice- es por el alto costo.

Por ejemplo, la libra de macadamia, de origen australiano, cuesta USD 5,50. Este producto es el único que se  cosecha en el Ecuador. En Santo Domingo hay fincas que se dedican a la siembra. El resto de alimentos como las nueces,  la almendra y el pistacho llegan de Chile y Brasil.

María Emilia Endara, religiosa dominica, compra nueces, almendras y pistachos para elaborar dulces en su comunidad. “Le da un sabor especial, cualquier receta se siente diferente”.

Es el condimento de los postres. Así define el chef Alejandro Zavala a los frutos secos: “Da delicadeza a la preparación”. Él utiliza 10 libras a la semana.

Luis Humberto Arado, también, utiliza estos alimentos en su restaurante Sakti. Lo hace porque son productos “naturales que fortalecen al cuerpo”.  

Pero más allá del sabor -explica la nutricionista Tania Almeida- previenen enfermedades cardiovasculares. Esto se logra porque tienen ácidos grasos saturados, que mejoran los niveles de colesterol en la sangre, reduciendo, así, el riesgo de una inflamación del corazón, que puede llevar a un infarto cardiaco.

Un estudio de la revista American Journal of Clinical Nutrition, realizado en 2008 por investigadores del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard (EE.UU.), señaló que las personas que consumen frutos secos tienen un menor riesgo de sufrir obesidad.  

Por ello se recomienda de una a cinco porciones por semana. Pero no por ello hay que ingerirlos en exceso. Almeida indica que por cada 100 gramos de nueces crudas hay 660 calorías en el organismo.   

Torta de zanahoria con nuez

Ingredientes

1 taza de azúcar morena
1  taza de mantequilla
1  taza de harina integral
2 tazas de harina blanca
1 taza de yogur
1 tazas de zanahoria finamente rallada
1 taza de nueces
1 taza de piña picada
2 cdtas. de polvo de hornear

Preparación

Bata la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Luego ponga la zanahoria con el yogur y siga batiendo. Agregue los ingredientes secos (harina, polvo de hornear).

A todos ellos los mezcla bien y luego los pone en un molde enmantequillado y enharinado, para que no se pegue en el recipiente. Lleve  al horno a 250 grados, de 30 a 45 minutos. La única forma de saber si está listo, es introduciendo un palillo o un cuchillo.   

Biscotti de nueces y cerezas

Ingredientes

1 taza de azúcar
1 taza de mantequilla
½ cdta. de esencia
de almendra
2 tazas de avena
2 tazas de harina integral
1 taza de yogur
1/2 taza de leche
condensada
2 cdta. de polvo de hornear
1  ½ taza de nueces
1 taza de cerezas

Preparación

Bata la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Agregue las nueces, cerezas y la leche condensada. Ponga la avena y la harina, el yogur y el polvo de hornear. Esto se bate hasta que la masa esté consistente.

Luego coloque la masa en el mesón de trabajo y forme unos rollos rectangulares, como un pan largo. Lleve al horno por aproximadamente 30 minutos, hasta que esté dorado. Luego corte en rodajas.

El aporte nutricional de las semillas secas

La nuez de macadamia es originaria de los bosques de Australia. Aquí se cultiva en Santo Domingo, EE.UU. y la Comunidad Europea, lo comen en un 52 y 15%.
Reduce el colesterol  LDL. Tiene ácidos grasos saturados. Ayuda al corazón. Precio: USD 5, 50, la libra.

La almendra es la semilla del almendro. Tiene su origen en las zonas templadas y desérticas del oeste de Asia.

Tiene vitamina E, ayuda a la piel. Proporciona una dosis extra de antioxidantes, previene enfermedades coronarias y cáncer. Tiene fibra. Precio: USD 5, la libra.

Los pistachos son frutos secos, originarios de Asia. El pistacho es el fruto del árbol de alfósigoo pistachero.

Tiene fibra que aporta al organismo en problemas de estreñimiento.  No posee colesterol. Ayuda a controlar la presión sanguínea. Precio:  USD 5, 50, la libra.

El origen de la nuez  está en un árbol de madera de alta calidad: el nogal. España es uno de los países que más lo produce. Ecuador importa.  

Tiene vitamina B para momentos de fatiga física o convalecencia. Fortalece al cerebro y el corazón. Precio: USD 5, la libra. 

Galletas de avena, nueces y miel
 
Ingredientes

1 taza de harina
1 taza de avena
1 taza de azucar
3/4 taza de coco rallado
1 taza de yogur
 
Preparación

Mezclar todos los ingredientes. A parte colocar en pequeñas porciones. Llevar al horno a 250 grados, durante 30 y 45 minutos. Decorar con coco rallado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)