21 de septiembre de 2016 08:31

Siete candidatos se disputarán en primarias la presidencia de la derecha francesa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Siete candidatos, entre ellos los dos grandes favoritos, el expresidente Nicolas Sarkozy y el exprimer ministro Alain Juppé, se disputarán en las primarias de noviembre la candidatura conservadora para las presidenciales del año próximo.

Además de Sarkozy y Juppé, el también exprimer ministro Franois Fillon y los exministros Nathalie Kosciusko-Morizet, Bruno Le Maire y Jean-Franois Copé han obtenido los apoyos requeridos por el partido conservador Los Republicanos para poder presentarse a las primarias.

A ellos se suma el diputado y presidente del partido Cristiano Demócrata Jean-Frédéric Poisson, que en su calidad de formación asociada a Los Republicanos no tenía que presentar los apadrinamientos de cargos electos del partido como el resto de sus rivales.

Fuera se quedó el diputado Hervé Mariton, representante del ala más conservadora del partido, excandidato a la presidencia de la formación cuyos avales fueron anulados por la dirección a causa de las irregularidades detectadas.

Tampoco obtuvieron los respaldos necesarios otros diputados que habían anunciado su intención de concurrir a las primarias: Nadine Morano, Henri Guaino, Frédéric Lefebvre, Geoffroy Didier y Jacques Myard.

Por vez primera en su historia, los conservadores franceses, a quienes se han sumado algunas formaciones de centro, elegirán a su representante en unas primarias, que tendrán lugar en dos vueltas el 20 y 27 de noviembre próximos y en las cuales pueden votar todos los franceses inscritos en las listas electorales.

La única condición será pagar una cuota de 2 euros y firmar una carta de adhesión a los valores de la derecha.

Sarkozy y Juppé parten como los mejor situados para convertirse en el candidato de la derecha a las presidenciales de abril y mayo de 2017, con el 37% de las intenciones de voto cada uno en las primarias.

El expresidente, de 61 años, declaró su candidatura el mes pasado y desde entonces no ha hecho más que recortar la ventaja que en los sondeos tenía Juppé, de 71 años, uno de los primeros en mostrar su interés en la candidatura presidencial.

Tras ellos se sitúa Fillon, de 62 años, que entre 2007 y 2012 fue el primer ministro de Sarkozy pero que se ha convertido en uno de sus principales rivales en el seno de la derecha, aunque los sondeos apenas le otorgan el 10% de intención de voto.

Le pisa los talones el gaullista Le Maire, que ya rozó el 30% de los apoyos en la elección abierta a la presidencia del partido en 2014 y al que los sondeos otorgan ahora el 9% de los sufragios.

Más lejos está Kosciusko-Morizet, única mujer en liza y representante del ala más social del partido (3%), y Copé (2%), lastrado por haber sido citado en un escándalo de corrupción.
Poisson, por su parte, apenas alcanza el 1% de las intenciones de voto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)