16 de abril del 2016 00:00

Fiscalía: el caso Gabela es un acto criminal

La reconstrucción de los hechos de la muerte de general Gabela fue a finales del 2010. Foto: Archivo José Sánchez / EL COMERCIO

La reconstrucción de los hechos de la muerte de general Gabela fue a finales del 2010. Foto: Archivo José Sánchez / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 170
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 8
Contento 6
Fernando Medina
Redactor (I)
fmedina@elcomercio.com

Fueron dos depósitos bancarios. El primero, de USD 4 000, estaba dirigido a la esposa de un detenido. El segundo, de USD
20 000, fue para un fiscal.

Esas transacciones se detectaron en la investigación que el perito argentino Roberto Meza realizó por la muerte del excomandante de la FAE Jorge Gabela, en diciembre del 2010.

Ese documento fue entregado al Ministerio de Justicia y luego lo analizó la Fiscalía.

El fiscal general, Galo Chiriboga, dice que esos depósitos llamaron la atención y que por eso ordenó que se investigaran. ¿El dinero tuvo algo que ver con la muerte del oficial? Las pericias a los movimientos bancarios revelaron que el primer depósito se realizó el 23 de febrero del 2011 y que eso “no tenía relación”.

En el segundo se comprobó que los USD 20 000 provenían de los ahorros del Fiscal y que él además trabaja “como profesor en dos universidades”.

El Fiscal investigado era quien llevaba la causa del oficial y quien sentenció a cinco personas. Por eso, la Fiscalía no observó una relación ilegal.

Tras explicar estos detalles, Chiriboga indicó que el asesinato de Gabela “fue un acto criminal, que no estaba relacionado con ninguna otra situación”. Además, dijo que no ve la necesidad de que el informe de Meza continúe en reserva.

Esa investigación ahora está en la Comisión de Soberanía de la Asamblea Nacional, la cual está encargada de investigar la compra de los siete helicópteros Dhruv.

Patricia Ochoa, viuda de Gabela, no está de acuerdo con el pronunciamiento de Chiriboga, pues dice que el informe del perito Meza debe ser revelado en su totalidad. Esto debido a que no se conoce el contenido de un tercer producto en el que se indicaría que la muerte de Gabela no fue por delincuencia común. Este Diario preguntó al Fiscal General si el informe que observó estaba compuesto por tres productos e indicó que no recordaba.

Ante eso, Ramiro Román, abogado de Ochoa dijo que la Fiscalía no debe dejar de investigar la muerte del oficial y que debe comprobar que el informe que recibió esté completo.

De hecho, para verificar si el Estado pagó a Meza por los tres productos, la Contraloría General realiza un examen especial del contrato sobre la investigación del peritaje.

El contralor Carlos Pólit aseguró que el informe de ese examen “pronto se presentará”.

En la Comisión de Soberanía también se trató el tema de los detenidos. El legislador Fernando Bustamante aseveró que uno de los sentenciados fue asesinado en la cárcel y preguntó a Chiriboga si se conoce ¿quién fue el autor o quiénes le quitaron la vida? Además si había algo más detrás de ese hecho.

El Fiscal respondió: “No tengo la información al respecto, lo único que conozco es lo que he relatado, pero si tiene un interés especial para la Comisión pediré un informe sobre las condiciones de la muerte y resultados de la investigación que debe haberse realizado por la Fiscalía de Guayas”.

Pero otros legisladores además le consultaron si un condenado estaba prófugo. La respuesta fue igual: “No tengo información, pero sí puedo decir que en un proceso penal los jueces condenan a quienes la Fiscalía presume son los autores con base en pruebas que se discute en el proceso”.

Ochoa dijo que en el informe que tiene sobre la muerte de su esposo se señala que los cinco sentenciados fueron sometidos a la prueba del polígrafo y que allí se indica que, en efecto, uno de los sospechosos del crimen pagó USD 20 000. Con base en los informes de Meza, la mujer dice que esa transacción era para ser liberado.

Además, advierte que en el informe se menciona que la persona que realizó el pago nunca llegó a estar detenido.

Luego se enteraron que fue asesinado el 19 de diciembre del 2012 en una ciudadela de Guayaquil. “Él era la pieza que faltaba en la investigación de mi esposo”, señaló Ochoa.

De allí que ahora pide que la Fiscalía analice el arma que se usó en el crimen del General, pues otras investigaciones de la Policía revelan que con ese aparato se habría cometido otro asesinato.

La Fiscalía confirmó que sí se analizó ese hecho y que la munición era similar a la que segó la vida del oficial. Por eso, a quien usó el arma fue procesado por las dos muertes.

Por ahora, en la Comisión de Soberanía se analizará el informe que fuera elaborado por el perito Roberto Meza.

En contexto


Patricia Ochoa, viuda del excomandante de la FAE, se reunió hace un mes con el subcontralor, Pablo Celi. En la diligencia pidió que se audite el pago que realizó el Estado al perito Meza por la investigación del asesinato de su esposo en diciembre del 2010.

Los hechos tras la muerte de Gabela

Diciembre 19 de 2010


El general Gabela fue baleado en el portal de su casa, en una ciudadela de la vía Samborondón. Falleció 10 días después de permanecer en cuidados médicos.

Abril de 2012

Un Tribunal declaró culpables a las personas investigadas por el asesinato del oficial. En la diligencia se dijo que todo se trataba de un hecho delictivo.

Abril 10 de 2013

El Ministerio firmó un contrato con una consultoría internacional a cargo del perito Roberto Meza. Él investigó la muerte del excomandante de la FAE.

Septiembre 2, 2013

Este día, después de toda la indagación realizada en el Ecuador, el perito internacional entregó el resultado de la investigación al Ministerio de Justicia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (3)