13 de October de 2014 21:20

695 759 firmas seducen a las organizaciones

Hace un mes, el movimiento Centro Izquierda Democrática recibió  las claves del CNE. Foto: Eduardo Terán Archivo / EL COMERCIO.

Hace un mes, el movimiento Centro Izquierda Democrática recibió las claves del CNE. Foto: Eduardo Terán Archivo / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Paúl Zamora M. Redactor

La eliminación de cuatro organizaciones políticas de carácter nacional tuvo un efecto colateral que beneficiará a los partidos y movimientos que pretenden tener un casillero electoral.

Las 695 759 rúbricas liberadas (15% del total de firmas válidas inscritas que correspondían al PRE, Prian, MPD y Ruptura) se convierten en su objetivo para tener vida política (ver infografía).

El 2 de septiembre pasado, el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidió la “exclusión definitiva de los adherentes y afiliados” de estas organizaciones políticas. Con ello, los ciudadanos que antes los apoyaban, ahora pueden dar su rúbrica a favor de otro partido o movimiento.

El Código de la Democracia establece que uno de los requisitos para la calificación de un nuevo partido o movimiento político es la recolección del 1,5% del total de firmas del padrón.

Actualmente, este es de 11 675 441 electores, por lo que el mínimo de rúbricas requerido para un partido o movimiento nacional es de 175 132.

Políticos consultados por este Diario reconocen que obtener ese número de firmas es complicado, pues la prohibición de la doble afiliación, vigente desde el 2009, impide que un ciudadano apoye a dos organizaciones distintas a la vez. Una de las coyunturas que ratificó lo complejo que es para un partido o movimiento el alcanzar el umbral de rúbricas necesarias fue la crisis electoral que se produjo en el 2012 y que desembocó un proceso de reinscripción masiva.

Por eso, la liberación de estos 695 759 potenciales adherentes o afiliados es aprovechada por las organizaciones políticas que quieren participar en las elecciones generales del 2017 y en las seccionales del 2019.

Una es el Partido Unidad Popular, que es una continuidad del extinto MPD. Otro grupo es Centro Izquierda Democrática, que busca resucitar a la antigua Izquierda Democrática (ID), aunque con un campo de acción restringido a Pichincha. Si bien estas organizaciones han sido las que están teniendo más presencia en la reciente coyuntura, no son las únicas que han solicitado iniciar un proceso de inscripción.

Según los registros electorales, en el 2013, tres fueron las organizaciones de carácter nacional que obtuvieron una clave electoral: los movimientos Multiversal de la Mente y Patriótico Integracionista de Izquierda, además del Partido Centro Independiente Unidos Hacia el Futuro. En lo que va del 2014, seis organizaciones políticas hicieron lo propio: los movimientos Montubio Étnico, Renace Patria e Integración del Pueblo, a los que se suman los partidos Comunista Ecuatoriano; Libre Radical Ecuatoriano y Mana. Una vez que el CNE entrega las claves, los grupos tienen un año para completar los requisitos, entre los que se incluye el 1,5% de firmas de apoyo.

El Partido Unidad Popular aglutinará a los antiguos afiliados del extinto MPD. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El Partido Unidad Popular aglutinará a los antiguos afiliados del extinto MPD. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

Pero no solo están en este empeño las organizaciones nuevas. Las ya existentes también buscan un mayor fortalecimiento numérico. Es el caso de Alianza País que, el 15 de septiembre, terminó su primer proceso de carnetización de los adherentes que ya tenía y para captar nuevos. La cifra ahora bordea los 250 000 afiliados. Y el próximo año se reabrirá el proceso de carnetización permanentemente para seguir ampliando sus filas.
El director del extinto MPD, Luis Villacís, está confiado en que los 169 974 afiliados que pertenecían a la organización los apoyen nuevamente en este proyecto. Aspira, además, a obtener 500 000 firmas.

“Una organización política tendrá que presentar el triple de rúbricas, pues solo una de cada tres es válida”, dice el vocal electoral Juan Pablo Pozo.

Además de la prohibición de la doble afiliación, está el hecho de que en la actualidad las 127 organizaciones políticas inscritas (10 nacionales; 45 provinciales; 63 cantonales y 9 parroquiales) han registrado 3,8 millones de rúbricas que corresponde al 33% del total de votantes.

“Cuando nos enteramos que cuatro organizaciones dejaron de existir, apuntamos hacia ellos para captarlos”, dice Pablo Vélez, presidente de Centro Izquierda Democrática. Recuerda que para la reinscripción de la ID, al menos el 70% de la población estaba afiliada a un partido o movimiento. En su caso, al ser un movimiento provincial, necesitarán de unas 31 000 rúbricas, pero recolectarán unas 50 000.

El analista político, Simón Pachano, sostiene que para formar una nueva organización política se requiere no solamente de la recolección de firmas sino del establecimiento de proyectos políticos a largo plazo. “No se puede pensar que un ciudadano porque apoyó en un momento a un determinado partido político, ahora esté dispuesto a apoyar la conformación de otro”, aseguró.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)