20 de December de 2009 00:00

Tras las fiestas, baile para recuperar la figura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El nuevo día, Pto. Rico, y El Universal, GDA
En la historia de la humanidad, la música y el baile han sido herramientas para experiencias tan trascendentales como ejecutar rituales, manejar emociones y comunicar sentimientos. Además, al bailar se pueden mover prácticamente todas las partes del cuerpo, cosa que no ocurre con algunos otros tipos de actividades como caminar, trotar, correr bicicleta o entrenar con pesas.


No solo para  el cuerpo hay baile 

Wendy Fernández Gordon, psicóloga clínica y directora de las clínicas de APS Health Care, empresa que ofrece servicios de salud mental en Puerto Rico, ha visto  el efecto que ha tenido el psicoballet en pacientes de salud mental.

El psicoballet se utiliza desde hace 30 años y  hace que la  persona se vaya acoplando a una rutina, gane responsabilidad, control...

En términos físicos  trabaja con flexibilidad, equilibrio  y a algunos pacientes les ayuda a manejar los  efectos secundarios de los medicamentos:  el aumento de peso y la rigidez muscular.

En todo el mundo cada vez son más populares las modalidades de ejercicio que utilizan la cadencia, el ritmo y los movimientos de géneros musicales muy diferentes entre sí. Más allá de los aeróbicos tradicionales, ahora al hablar de ‘fitness’ también se piensa en zumba, belly dance, capoeira, psicoballet, kickboxing, salsa, beat it y flamenco, entre otros.

“El ejercicio ha sido una disciplina que ha ido evolucionando”, reconoce la entrenadora personal Lucila Pérez. Analiza que el cuerpo está hecho para el movimiento, pero que con el tiempo nos volvemos sedentarios.

Sara Ríos, creadora de HealingWorkouts,   empresa con base en Virginia que provee servicios de entrenamiento personal mediante la filosofía de balance a través del movimiento, ve entre los atributos del baile que permite “salir de lo que estamos acostumbrados a hacer, es un nuevo reto”.
En Miami se inventó el zumba,  el sistema fitness  en  2001, y   ha conquistado el corazón de 35 países alrededor del mundo.

 Zumba  tiene sus raíces en Latinoamérica por lo cual siempre ha encontrado su lugar, inspiración y ritmo en México.

 El fundador de zumba, Beto Pérez, comenzó este movimiento un día, al llegar a impartir una clase de aeróbicos y darse cuenta que había olvidado su música en casa.

Así que le apostó al azar y al oprimir el botón de la radio, comenzó a bailar lo que sonaba, incluyendo salsa, pop, quebraditas, cumbias, hip hop...

“Zumba  es para todos, para la gente que está en el mundo del fitness y la que no; es un programa que trasciende y México es su hogar más importante después de Estados Unidos”, dice el inventor del método.

En Argentina, en cambio, el tangolates se ha hecho famoso. Inventado por Tamara Di Tella, es hoy uno de los ejercicios favoritos de celebridades como Sting, su esposa Trudy, Bryan Adams y el bailarín Julio  Bocca.

El método nació en 2004, cuenta Di Tella, en un hospital,   para la atención de pacientes con severas disfunciones neuro-motoras.  Tiene más de 1 000 movimientos y es un ejercicio derivado del bien conocido pilates, solo que incorpora música y ritmo del tango.  Su popularidad, según Di Tella, se debe a que le agregó “la parte aeróbica o cardiovascular al método tradicional mente-cuerpo, que es la base de los ejercicios como pilates o yoga. 

“Tangolates se hace de a dos, es como la frase ‘it takes two to Tango’. En este aparato siempre se hará en duplas, las personas no se tocan, pero trabajan en forma de espejo, con movimientos absolutamente sincronizados y con la música del tango.  “De ahí la siguiente distinción, los pilates no se hacen con música y el tangolates sí”. completa la  argentina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)