9 de junio de 2016 19:22

Las ferreterías buscan estrategias para asumir el costo adicional del IVA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Mayra Pacheco
Redactora (I)

El incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), del 12 al 14%, ha obligado a los propietarios de ferreterías, como a otros locales comerciales, a buscar estrategias para no disminuir sus ventas.

Los dueños, en algunos, casos han optado por asumir los costos, vender la mercadería con precios anteriores o hacer los cálculos en función de los nuevos tributos.

La situación económica por la que atraviesa el país ha hecho que el movimiento comercial en este tipo de negocios disminuya, por esto Magdalena Narváez, propietaria de una ferretería en La Floresta, ha decido no aplicar el 14% del IVA, en ciertos productos. Ella tiene todavía mercadería en stock.

En este establecimiento comercial, las cintas adhesivas pequeñas (taipes) se venden a los precios anteriores. Por ejemplo, en el rollo de este producto los dos puntos extras de IVA representan un centavo. “No es mucho, por eso reduzco mi utilidad para conservar mi clientela. Desde el año anterior las ventas se han reducido”.

En los otros productos, que son algo más costosos, Narváez calcula el 14% en función del precio base –sin IVA-. El monto extra varía en función de los materiales.

Magdalena Artieda, propietaria de una ferretería en el sector de La Biloxí, en el sur de Quito, comentó que está poniendo en práctica las mismas medidas que Narváez. En los productos pequeños –clavos, tornillos, tubos- asumen la diferencia del 2% y en los equipos más grandes –grifería, sanitarios, maquinaría eléctrica- si se cobra el 14%. “Por el incremento de precios, las ventas han bajado”.

En la avenida La Coruña, centro norte de la urbe, Jossie Albán comentó que han decido actualizar los precios, porque los proveedores les entregan los productos con el 14%.”No conviene asumir el costo extra del IVA, debemos cumplir con las cuentas pendientes”, precisó.

Anita Erazo, quien tiene un local de acabados de construcción, junto a la ferretería de Albán, comentó que tras el incremento del IVA ha disminuido aún más las ventas de pisos flotantes, cubiertas, cielos rasos… La caja del primer producto, que contiene seis piezas, por ejemplo, antes costaba USD 33,67 y ahora está a 34,27. Por esto, la estrategia en este local es buscar obras para realizar, en lugar de vender los materiales.

En el sector de El Inca, María Dolores Mora, propietaria de otra ferretería, ha resuelto actualizar también los precios de sus productos, aunque esto haya evidenciado una baja en las ventas. “La gente hizo compras antes de que suban los precios”.

El incremento del IVA del 12 al 14% es parte de las reformas planteadas con la Ley de Solidaridad. Esta medida tendrá vigencia hasta junio del 2017. Estos recursos se destinarán para los damnificados del terremoto del pasado 16 de abril, en Manabí y Esmeraldas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (2)