27 de marzo de 2016 14:46

El feriado de Semana Santa no cubrió la expectativa de sector hotelero de Atacames

Balnearios de Esmeraldas no registraron la cantidad de turistas deseada en el feriado de Semana Santa. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Balnearios de Esmeraldas no registraron la cantidad de turistas deseada en el feriado de Semana Santa. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 27
Indiferente 6
Sorprendido 9
Contento 20
Marcel Bonilla

Un grupo de propietarios de hosterías y hoteles de Tonsupa se reunieron la mañana de este domingo 27 de marzo de 2016, para analizar las razones que ocasionaron la reducida asistencia de turistas a las playas del sur de Esmeradas, durante el feriado de Semana Santa.

Los problemas asociados a la inseguridad en los balnearios, difusión de enfermedades (zika), oleajes y la falta de recursos económicos de los turistas, en su mayoría de la Sierra, son algunos de los factores atribuidos a la crisis del sector hotelero.

El impacto económico por la ausencia de turistas lo sufren quienes viven de esa actividad como artesanos, quienes preparan cebiches, vendedores ambulantes, mujeres que hacen trenzas y quienes dan masajes en la playa.

Se estima que durante este feriado apenas 4 000 turistas llegaron cuando se esperaban por lo menos 20 000, de acuerdo con las cifras históricas para feriados como este, asegura Carlos Acosta, de la Cámara provincial de Turismo.

A la playa de Tonsupa los turistas no llegaron en la cantidad deseada por los hoteleros. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

A la playa de Tonsupa los turistas no llegaron en la cantidad deseada por los hoteleros. Foto: Marcel Bonilla / EL COMERCIO

En el caso de Atacames y Tonsupa, donde se asienta la mayor infraestructura hotelera de la provincia de Esmeraldas, los turistas que llegaron acudieron a condominios y no usaron sus servicios. Oficialmente la Cámara de Turismo de Atacames no se ha pronunciado.

Alejandro Veintimilla, propietario de la Hostería Villa de Gina, que tiene una capacidad para 40 personas, no tuvo ni un turista. Él fue uno de quienes invirtió para mejorar su hostería, pero no tuvo suerte en el feriado porque no logró hospedar a nadie.

Él dice que los dueños de departamentos ubicados en condominios, que están en Tonsupa, los alquilan directamente en Quito a grupos de persona.

Por ejemplo, los condominios son preferidos por los grupos familiares porque pagan USD 180 y tienen espacios para 10 personas, en un departamento donde cuentan con piscina y seguridad.

En los condominios entran entre 400 y 600 personas que muchas veces optan por juntar dinero entre amigos y alquilarse dos días un espacio, eso ya afecta a los hoteleros que dejan de percibir ese ingreso y de vender los platos típicos en sus locales.

Luis Quiñónez, propietario de la hostería El Refugio en la playa de Tonsupa, dijo que apenas llegaron 10 personas cuando la capacidad es para 100.

“El sector turístico de Atacames está tocando fondo”, dijo, porque en lo que va de este año, en los feriados no han tenido buenos resultados.

Reconoce que la inseguridad y la falta de obra municipal para mejorar los accesos a los balnearios del sur, son dos factores que agobian al sector hotelero.

Sin embargo, Rogelio Monroy, uno de los turistas que estuvo en sábado en Atacames, opina que se debería mejorar los servicios y regular los precios de hospedaje y alimentación, que pese a ver sido revisados siguen siendo altos, a su criterio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (67)
No (4)