27 de febrero de 2018 13:01

Siete federaciones del Ecuador no respaldan el paro interprovincial de este 27 de febrero

Álvaro Guzmán, subsecretario de Transporte Terrestre del MTOP, dijo que no dejarán de apoyar "ni un solo minuto al transporte", frente a la paralización del servicio interprovincial de este martes 27 de febrero. Foto: Andrea Medina/ EL COMERCIO

Álvaro Guzmán, subsecretario de Transporte Terrestre del MTOP, dijo que no dejarán de apoyar "ni un solo minuto al transporte", frente a la paralización del servicio interprovincial de este martes 27 de febrero. Foto: Andrea Medina/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Andrea Medina
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Representantes del grupo denominado G7, de siete sectores de la transportación del Ecuador, se mostraron en contra de la medida de paralización del transporte interprovincial e intercantonal, que rige desde las 12:00 de este martes 27 de febrero del 2018.

Así lo anunciaron la mañana de este martes en una rueda de prensa del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

Álvaro Guzmán, subsecretario de Transporte Terrestre del MTOP, dijo que no dejarán de apoyar "ni un solo minuto al transporte". Como muestra de ello, dijo, ayer se agotó la posibilidad del diálogo con los integrantes de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros (Fenacotip).

"El ministro Paúl Granda incluso firmó un documento en el que se comprometía a varios temas. Sin embargo, ellos no levantaron su postura", afirmó Guzmán.

Junto a él estaban los líderes del G7. Esta agrupación está conformada por el transporte turístico, liviano y mixto, los taxis ejecutivos, la cámara de transporte pesado, de la federación de choferes y la cámara de transporte interprovincial.

Napoleón Cabrera, presidente de la Federación Nacional de Transporte Liviano, Mixto y Mediano del Ecuador (Fenacotrali) -y presidente del G7- dijo que respaldan la medida de hoy pero no la comparten.

"La gran mayoría del sector del transporte estamos aquí sentados en la mesa del diálogo. Está totalmente desvirtuado que este es un paro general", señaló Cabrera.

Sobre la deuda que tiene el Estado de USD 79 millones con la Fenacotip, y que fue uno de los motivos para realizar la paralización, Guzmán reiteró que sí asumen esa deuda. Por ello, dijo se planteó un plan de pagos que el gremio no aceptó.

Para solventar esta deuda, agregó Guzmán, se han presupuestado USD 20 millones para este año. De ese monto, unos cinco millones ya se cancelarían desde la próxima semana.

Sobre posibles acciones legales ante esta medida, Guzmán dijo que se actuará "de acuerdo con la ley".

Entre los integrantes del G7 también estuvo un representante que afirmó ser parte de las bases de la Fenacotip. Marcelo Castro dijo estar en contra de la paralización y reconoció que el gremio está dividido. "A las bases nunca nos consultaron de este famoso paro, lo resolvió solo el Consejo de Administración y Vigilancia".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)