9 de febrero de 2017 00:00

Los familiares de Zuquilanda son la base de su equipo de campaña

Priscila Flores y Edwin Johnson (der.) acompañaron a Patricio Zuquilanda en el Diálogo del domingo pasado. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Priscila Flores y Edwin Johnson (der.) acompañaron a Patricio Zuquilanda en el Diálogo del domingo pasado. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 4
Mario Alexis González
Redactor (I)
[email protected]

No son expertos en lides electorales, pero sí de su entera confianza. El equipo de campaña de Patricio Zuquilanda está conformado, en su mayoría, por familiares.

Su esposa, Priscila Flores; su hijo, Sebastián; sus hermanos, Fernando y Rodrigo; y su sobrino, Nelson Zuquilanda no se despegan un solo minuto del candidato del Partido Sociedad Patriótica (PSP).

La confianza, la cercanía, pero, sobre todo, “los conocimientos profesionales” incidieron para que el excanciller ecuatoriano armara su equipo.

Ahí también está Daysi Tufiño, quien se encarga de la agenda de medios y Jorge Medina, el conductor personal del político. Ellos son los únicos que cobran un sueldo. Los montos no fueron revelados.

En el caso de Tufiño, el pago se hace a través de la agencia de publicidad contratada para la campaña. Del mismo modo con el community manager, a cargo de las cuentas de
redes sociales.

Aunque en el esquema de trabajo desarrollado para los 45 días de la promoción electoral cada uno tiene asignaciones específicas, son “multifuncionales”. Hay días en que el propio Patricio Zuquilanda tiene que colaborar con la logística y la comunicación.

Priscila Flores, la tercera esposa del candidato, está al frente del equipo. Ella es la única con experiencia previa en temas electorales. Colaboró en las campañas del PSP en los procesos 2009 y 2013.

Es por eso que su principal función es la de la construcción del mensaje político. Elabora los discursos del candidato para los eventos públicos, sus ponencias en diálogos, debates y entrevistas; y las propuestas de campaña.

Además, es el nexo directo entre el candidato y el resto del equipo. Aprueba las agendas de medios, los recorridos proselitistas y se encarga de la reserva de hoteles, vuelos y lugares para comer cuando la campaña los lleva a provincias.

Sebastián Zuquilanda es el encargado del manejo económico ante el Consejo Electoral (CNE). Tiene una licenciatura en economía y administración por la UDLA y a la par de su trabajo en la campaña se desempeña como director-promotor de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Holandesa, que se encuentra en formación.

El 21 de enero, Zuquilanda estuvo con el expresidente Lucio Gutiérrez en Mindo.

El 21 de enero, Zuquilanda estuvo con el expresidente Lucio Gutiérrez en Mindo.

Relata que además de las atribuciones relacionadas con las cuentas de la campaña, que incluyen la gestión, consecución y distribución de recursos económicos, ha tenido que ayudar entregando publicidad impresa en las calles y en otras labores logísticas.

Zuquilanda (hijo) y Flores recalcan que “todos trabajan ad honórem”. Incluso, en los desplazamientos cada quien cubre sus gastos de alojamiento y hospedaje. Ayer, por ejemplo, la campaña se desarrolló en Cuenca y parte del equipo se quedó en casas de familiares.

Con esto -argumenta- pueden privilegiar los gastos, ya que cuentan con un fondo bajo para estos insumos. Por esto es importante la estructura del Partido en las provincias, ya que muchas veces ellos colaboran en las cuestiones logísticas de los recorridos.

Por ejemplo, el pasado 21 de enero, el candidato visitó Mindo y otras localidades del noroccidente de Pichincha. Los militantes de ese lugar prepararon sánduches de jamón y queso para el candidato, sus colaboradores y el resto de la militancia que acudió.

La logística está a cargo de Fernando Zuquilanda. Él establece las rutas de los recorridos, abastece el stock de objetos promocionales de la campaña y se cerciora de que todo el equipo tenga un lugar donde dormir y comer.

En esta semana a ese trabajo se sumó otro hermano del candidato, Rodrigo. Él vive desde hace 32 años en Estados Unidos. Pero decidió colaborar con la candidatura en la recta final de esta campaña y en una hipotética segunda vuelta.

Nelson, sobrino del candidato, en cambio cumple las funciones de avanzada. Viaja a las provincias con anticipación. Y Medina es el conductor personal de Zuquilanda. Lo conoce desde hace varios años y lo contrató hace un mes y medio.

En el tema político, Zuquilanda cuenta con un grupo de 27 asesores. Este equipo se encargó de la elaboración del plan del gobierno que se presentó ante el CNE y consta de ocho páginas.

Además, deben generar documentos de respaldo para cada propuesta que realice el presidenciable en medio de la campaña.

Estos insumos se construyen con base a estudios actuariales, en parte sacados de las cifras oficiales del gobierno actual y de investigaciones privadas.

Zuquilanda se reúne cada semana con este equipo, que está dirigido por el exembajador ecuatoriano en Egipto y exvicecanciller, Edwin Jonhson, quien es candidato al Parlamento Andino por el PSP. Él fue parte del equipo que acompañó al político en el Diálogo organizado por este Diario.

En caso de que el candidato no pueda presenciar esas reuniones, lo reemplaza su esposa o se conecta a través de redes sociales como Skype.

En este grupo hay economistas, administradores, ingenieros, exmilitares... ellos tampoco cobran sueldo ya que algunos son militantes y otros son colaboradores del candidato y “se han comprometido con el proyecto”. También, lo aconsejan Gilmar Gutiérrez, quien está a cargo del control electoral, y Lucio Gutiérrez, candidato a la Asamblea Nacional.

El dato curioso


Cuando la campaña se realiza fuera de Quito, los periplos del candidato y su equipo inician, la mayoría de ocasiones, con un desplazamiento por tierra. Hasta el momento, según Priscila Flores, se han averiado tres vehículos, por lo que se han quedado varados en varias carreteras del país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)