16 de julio de 2017 11:04

Familiares de 14 fallecidos en el bus de la cooperativa La Maná iniciaron el proceso de reconocimiento

En la Morgue de Quito, familiares de los fallecidos tras el volcamiento del bus 45 de la cooperativa de la La Maná (ocurrido el viernes 14 de julio del 2017) esperan un turno. Foto: Sara Ortiz / EL COMERCIO

En la Morgue de Quito, familiares de los fallecidos tras el volcamiento del bus 45 de la cooperativa de la La Maná (ocurrido el viernes 14 de julio del 2017) esperan un turno. Foto: Sara Ortiz / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Sara Ortiz

Familiares y allegados a los 14 pasajeros fallecidos en el accidente del bus de la cooperativa La Maná ocurrido el viernes pasado esperaban la mañana de este 16 de julio del 2017 su turno en la morgue de Quito para iniciar el proceso de reconocimiento de los cuerpos.

Este procedimiento se realiza a través de pruebas de ADN, debido a que los cuerpos quedaron irreconocibles luego de que el vehículo se incinerara.

Hasta las 10:00 de este domingo ingresaron a Medicina Legal seis familiares directos de las víctimas. Allí, los peritos recogen muestras genéticas de saliva y sangre para luego cotejarlas con los restos óseos de los fallecidos. Y, de esta forma, establecer la identidad de las víctimas.

Los familiares de los fallecidos piden que el caso sea investigado y, si se determina que hubo negligencia, se sancione a los responsables. Foto: Sara Ortiz / EL COMERCIO

Los familiares de los fallecidos piden que el caso sea investigado y, si se determina que hubo negligencia, se sancione a los responsables. Foto: Sara Ortiz / EL COMERCIO


Entre las personas que murieron se encuentra William Aveida, de 11 años, y su madre Inés Lata, de 55.

Ángela Fajardo, prima, cuenta que ellos abordaron la unidad 45 de la cooperativa La Maná.

Ambos viajaron a Quito el jueves pasado para que William se realice una terapia contra el cáncer, enfermedad que padecía desde los siete años.

"Inés llamó por teléfono esa noche para decirnos que le guardemos una merienda, pero a media noche nos preocupamos que no llegaba", cuenta Mágnum Espinoza, familiar de las víctimas. A través de la Policía, los familiares rastrearon el número telefónico, pues ya no entraban llamadas. En la madrugada se enteraron que habían sufrido un accidente.

En el accidente también falleció una niña de 11 años, prima de William.

Afuera de la Morgue se observan escenas de dolor mientras los familiares esperan noticias de las pruebas genéticas. Ellos piden que el caso sea investigado y, si se determina que hubo negligencia, se sancione a los responsables.

Restos del bus 45 de la Cooperativa La Maná. El automotor circulaba por la vía Alóag-Santo Domingo. Foto: Cristhian Segarra/ EL COMERCIO

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)