11 de abril de 2016 15:12

Los familiares de los bomberos Jonathan Nasimba y Jonathan Dionisio, caídos en Puembo, piden Justicia

Los familiares de los bomberos fallecidos piden el informe de la investigación de los sucedido en Puembo. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Los familiares de los bomberos fallecidos piden el informe de las investigaciones de lo sucedido en Puembo. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 2
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 1
Sara Ortiz

Un grupo de personas llegó la mañana de este lunes 11 de abril del 2016 al exterior del Municipio de Quito en la Plaza Grande. “Queremos justicia, que paguen los responsables”, decían. Son los familiares y amigos de Jonathan David Nasimba, de 20 años, y de Jonathan Paúl Dionisio Vásquez, de 19, quienes fallecieron el 7 de septiembre del 2015, cuando sofocaban un incendio forestal en el sector Mangahuanta, en Puembo, en el nororiente de Quito.

Luego de siete meses de la muerte de Nasimba, bombero, y de Dionisio, cadete (ascendidos a subtenientes post mortem), los familiares reclaman por ofrecimientos. “Nos dijeron que les iban a nombrar héroes, que les iban a dar una casa, que iban entregarnos un informe sobre la investigación de lo que pasó; y nada”, asegura Marcia Sarabia, tía política de Nasimba. Ella dice que tras la muerte del joven, los dos hijos de 4 y 6 años quedaron al cuidado de su sobrina, esposa del bombero, y ella.

En la familia de Dionisio el reclamo es similar. Erika Dionisio, hermana del cadete, detalla que la investigación sobre el caso no ha dado resultados. “Nos dijeron que nos iban a entregar las conclusiones en un sobre cerrado y han pasado siete meses sin respuestas”.

Este lunes 11 de abril del 2016; cuatro representantes de los jóvenes ingresaron al Municipio para reunirse con el secretario de Seguridad, Juan Zapata, y con asesores del Alcalde.

En la reunión participó también la madre del bombero Josué Aizaga, de 21 años, quien resultó gravemente quemado en ese mismo incendio. Él fue trasladado al hospital estadounidense Shriners Hospitals for Children- Galveston, en Houston-Texas (EE.UU.), donde permaneció por cuatro meses. Allí, fue sometido a siete intervenciones quirúrgicas, antes de su retorno al Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)