17 de septiembre de 2015 19:09

La FAE de Latacunga realizó un simulacro para atender a pacientes por posibles lahares del volcán Cotopaxi

Los uniformados fueron los encargados de diagnosticar las heridas de las personas y brindarles los primeros auxilios. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Los uniformados fueron los encargados de diagnosticar las heridas de las personas y brindarles los primeros auxilios. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 4
Fabián Maisanche

Un simulacro de atención a personas heridas por un posible descenso de lahares del volcán Cotopaxi se realizó este jueves 17 de septiembre del 2015. En el evento participaron un grupo de rescatista entre oficiales y aerotécnicos de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

El ejercicio de simulación se realizó en cinco sectores de la Bases Área, ubicada al norte del cantón Latacunga, una ciudad andina del Ecuador. Los uniformados fueron los encargados de diagnosticar las heridas de las personas y brindarles los primeros auxilios.

Los 135 uniformados recibieron una capacitación sobre cómo realizar vendajes básicos, el reconocimiento de traumas, estabilización de personas con quemaduras, ahogamientos y la evaluación de heridos. Además, de tener un conocimiento básico del cuerpo del humano y las reacciones que tendrían ante un evento natural como terremotos o erupción de volcanes.

Los paramédicos del Instituto Superior Tecnológico de la Cruz Roja del Ecuador fueron los encargados de evaluar y aprobar a los uniformados. Los socorristas seleccionaron a varios voluntarios para que aparentaran heridas. Allí se improvisaron a pacientes que tenían quemaduras, traumatismos, heridas en las extremidades y el cuerpo. Con papel higiénico, fundas y agua se simularon las heridas.

Minutos después los heridos fueron ubicados en diferentes sectores de la base área. Los socorristas observaron y grabaron con las cámaras de sus teléfonos celulares el procedimiento que realizaban. Cada uniformado debía tomar los síntomas de los lesionados e identificar las posibles heridas que presentaran su cuerpo, cabeza y extremidades. El traslado de los lesionados a las zonas seguras fue otro de los parámetros de la evaluación.

Los uniformados fueron los encargados de diagnosticar las heridas de las personas y brindarles los primeros auxilios. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Jordi Torres, paramédico de la Cruz Roja, indicó que al paciente se le debe preguntar su nombre, edad, con quién estaba y qué pasó. La información le permitirá realizar un mejor diagnostico y saber el conocimiento en que se encuentra el paciente. “Los uniformados podrán hacer una valoración de cada paciente y podrán trasladarlos a los puntos de ayuda médica. Ellos (militares) serán el enlace con los médicos especialistas para la ayuda oportuna”.

El ejercicio duró alrededor de tres horas en medio de un intenso sol. Los uniformados realizarán nuevas capacitaciones con la Cruz Roja.

Fernando Flores, oficial de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE), comentó que los uniformados serán los encargados de ayudar en la búsqueda de personas y de la atención a la población.

“Tenemos que estar preparados ante una eventual erupción del volcán. Como institución contamos con un plan de emergencia y el personal sabe cómo actuar antes, durante y después de una posible erupción”, comentó Flores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)