8 de febrero de 2015 14:08

Con música la FAE recordó 20 años de victoria aérea en el Cenepa

La Banda Azul de la Fuerza Aérea Ecuatoriana puso a bailar a los visitantes del Malecón de Guayaquil, frente al Hemiciclo de la Rotonda. Foto de Mario Faustos

La Banda Azul de la Fuerza Aérea Ecuatoriana puso a bailar a los visitantes del Malecón de Guayaquil, frente al Hemiciclo de la Rotonda. Foto: Mario Faustos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Alexander García

En un ambiente festivo, ante parejas que se animaron a bailar frente al Hemiciclo de la Rotonda, en el Malecón de Guayaquil, la Banda Azul de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) recordó con música la Victoria Aérea del Cenepa y día de la Aviación de Combate Ecuatoriana.

El 10 de febrero de 1995 se produjo “el primer y único” combate aéreo de aviones supersónicos entre dos países sudamericanos, que terminaría con victoria de pilotos ecuatorianos. “La Fuerza Aérea Ecuatoriana quiere compartir su alegría a través de la música en el vigésimo aniversario de la gesta heroica, la aviación fue un pilar fundamental para sembrar la base de la paz”, explicó el mayor Milton Littuma, oficial de la Jefatura de Operaciones Aéreas y Defensa.

En el concierto, que se realizó este domingo 8 de febrero de 2015 y se extendió por unas dos horas, participó la banda integrada de la FAE, con 60 miembros. Está compuesta por las bandas musicales de la institución acantonadas en Quito y Guayaquil.

La Banda Azul de la Fuerza Aérea Ecuatoriana puso a bailar a los visitantes del Malecón de Guayaquil, frente al Hemiciclo de la Rotonda. Foto de Mario Faustos

El conjunto tocó temas de series televisivas como Hawai 5-0, el merengue Caballito de palo y tradicionales ritmos quiteños con los que puso a bailar a los espontáneos que se congregaron alrededor de la orquesta. El director del grupo, Wladimir Punguil, dirigió “al infinito” el tema Amigo, de Roberto Carlos, como homenaje a los caídos en el conflicto bélico con Perú.

Cuatro parejas salieron a bailar cuando sonó, sobre el final, Guayaquileño, madera de guerrero. Entre ellos Luis Mena, de 72 años, que bailó con su esposa Jenny María, y quien se quedó a escuchar el concierto tras salir de la eucaristía dominical.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)