25 de octubre de 2016 00:00

Extitular de la FEF dice que su mandato fue 'transparente'

foto: paúl rivas / el comercio Luis Chiriboga, a su ingreso al Tribunal Penal, en los primeros días de juicio.

Luis Chiriboga, a su ingreso al Tribunal Penal, en los primeros días de juicio. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 197
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 2
Redacción Seguridad

El expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Luis Chiriboga, testificó el 24 de octubre en el juicio por lavado de activos que la Fiscalía sigue en su contra. Su testimonio se extendió durante unas cuatro horas.

El exdirigente, acompañado de sus dos abogados, inició su relato detallando los bienes que posee y las cuentas que están a su nombre. Luego precisó que es dueño de una oficina en Quito, un departamento en Esmeraldas y dos terrenos.

Según Chiriboga, todas esas propiedades las adquirió antes de asumir la presidencia de la Ecuafútbol. Además, indicó que el departamento en el que reside lo compró con el dinero de la venta de otro inmueble y que recién lo había terminado de pagar.

En cuanto a sus cuentas bancarias, el exdirectivo señaló que administraba dos en el país y una en Panamá, en una subsidiaria del Banco de Guayaquil. Y aclaró que no tiene bienes en EE.UU.

El extitular de la entidad deportiva calificó de “transparente” su administración, de 18 años, en la FEF. Y prueba de ello dijo que cada año se realizaban los Congresos de Fútbol. A estas reuniones asistían 210 dirigentes deportivos del país. Ellos aprobaban los balances e informes financieros, sostuvo frente a los jueces del Tribunal Penal de Pichincha, en el norte de Quito.

“Nunca hubo reclamos o rechazos a las cuentas”, señaló, en referencia a las acusaciones que la Fiscalía hizo en su contra.
Peritos de esa dependencia aseguraron que el exdirigente habría ocultado USD 3,9 millones de las cuentas de la Ecuafútbol.

Chiriboga negó eso y explicó cómo se manejaba el dinero en la FEF. Relató, por ejemplo, que recibían donaciones o “asignaciones” de la Conmebol. Sin embargo, para la Fiscalía, no hay documentos que justifiquen esos pagos.

El exdirectivo comentó esas transferencias se ocuparon en la construcción de la Casa de la Selección. Otros rubros también fueron usados, según Chiriboga, en la entrega de premios a los jugadores, tras las participaciones de los campeonatos mundiales.

“Todo está en los balances, no hay como perderse”, dijo, mientras explicaba que el dinero de la Conmebol era enviado desde una entidad financiera de Uruguay a una cuenta de la FEF, en un banco local.

Chiriboga también hizo referencias a las acusaciones que hizo la Fiscalía sobre la llegada de vehículos blindados para la entrega de viáticos a funcionarios de las FEF.

El exdirectivo corroboró ese dato, pero aclaró que era una forma segura para transportar montos altos de dinero, pues los viáticos siempre se entregaban en efectivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (8)