6 de julio de 2016 07:20

Exprimer ministro británico dice que asume 'toda la responsabilidad' por los errores de Iraq

Tony Blair, exprimer Ministro británico, fue muy criticado en el informe sobre la guerra de Iraq. Foto: AFP

Tony Blair, exprimer Ministro británico, fue muy criticado en el informe sobre la guerra de Iraq. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

El exprimer ministro británico Tony Blair dijo hoy, 6 de julio, que asume "toda la responsabilidad" por cualquier error cometido en la guerra de Iraq, "sin excepción ni excusas".

En una declaración divulgada hoy tras la publicación del informe sobre la guerra, Blair -en el poder entre 1997 y 2007- afirmó que tomó la decisión de "buena fe" y para el "mejor interés" de su país.

Blair fue muy criticado en el informe, en el que se indica que los datos de inteligencia utilizados para justificar la guerra fueron "defectuosos" y que el exlíder se comprometió a aportar fuerzas antes de agotar la opción pacífica.

El exmandatario añadió que el informe contiene críticas a la preparación, la planificación y la relación del país con Estados Unidos, pero que requieren unas respuestas "serias" que hará a su debido tiempo.

"Voy a asumir toda la responsabilidad por cualquier error sin excepción o excusa. Al mismo tiempo, diré por qué, sin embargo, yo creo que fue mejor sacar a Sadam Husein (entonces presidente de Iraq) y por qué no creo que esta es la causa del terrorismo que vemos hoy, ya sea en Oriente Medio o en cualquier parte del mundo", adujo Blair.

"Sobre todo rendiré tributo a nuestras fuerzas armadas. Expresaré mi profundo pesar por la pérdida de vidas y el sufrimiento que ha causado a las familias y expondré las recomendaciones para que los futuros líderes pueden aprender de mi experiencia", alegó.

El antiguo líder laborista espera ofrecer esta tarde una rueda de prensa para dar su respuesta al informe.

Según Chilcot, Blair prometió en 2002 al entonces presidente de EEUU, George W. Bush, apoyo incondicional para invadir Iraq. Agregó que Blair presentó como ciertas unas pruebas "no justificadas" sobre la presunta posesión de armas de destrucción masivas por parte de Sadam Husein.

"La invasión y posterior inestabilidad en Iraq ha resultado, para julio de 2009, en la muerte de al menos 150 000 iraquíes, y probablemente más, la mayoría de ellos civiles. Más de un millón de personas quedaron desplazadas. La población de Iraq ha sufrido muchísimo", resaltó Chilcot.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)