5 de abril de 2018 09:33

Explosión en la parroquia Viche fue dirigida a torre eléctrica y no al puente, los militares resguardan la zona

El atentado del 4 de abril del 2018 iba dirigida a la torre de electricidad y no al puente sobre el río Viche. Foto: EL COMERCIO

El atentado del 4 de abril del 2018 iba dirigida a la torre de electricidad y no al puente sobre el río Viche. Foto: Cortesía

valore
Descrición
Indignado 68
Triste 3
Indiferente 29
Sorprendido 2
Contento 2
Redacción El Comercio

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El departamento de Prensa del Ministerio del Interior confirmó la mañana de este jueves 5 de abril del 2018 que la explosión registrada en la parroquia Viche, del cantón Quinindé, en Esmeraldas, iba dirigida a la torre de electricidad y no al puente como se informó en un primer momento.

Según el Ministerio del Interior, esta precisión se obtuvo después de que los expertos de la Policía analizarán las características de la detonación, que se produjo en la madrugada de ayer, miércoles 4 de abril del 2018.

Las primeras investigaciones indican que la carga explosiva estaba en una torre, que es parte de una línea de transmisión eléctrica de 138 kilovatios, ubicada en el sector de El Albe, cerca del puente sobre el río Viche.

Este jueves, la torre que sostiene los cables por donde se conduce la energía eléctrica desde Santo Domingo hacia Esmeraldas, está custodiada por policías y militares.

El atentado del 4 de abril del 2018 iba dirigida a la torre de electricidad y no al puente sobre el río Viche. Foto: Cortesía


Este fue el blanco de ataque de grupos insurgentes, la madrugada del miércoles 4 de abril, en la población de Viche, en la provincia de Esmeraldas, según el Ministerio del Interior.

Por esas líneas se transportan 138kv de energía eléctrica, que corresponden al Sistema Nacional de Interconectado, que abastece a seis de los siete cantones de Esmeraldas.

La fuerte explosión afectó las cuatro bases de la torre, que quedó un poco inclinada y sostenida por los cables, que impidieron su caída tras el estallido de la carga explosiva.

La mañana de este jueves, técnicos de Sistema Nacional de Interconectado realizaron trabajos en la bases de la torres, bajo resguardo militar en el sector de El Albe.

Esa población está a un kilómetro de la parroquia de Viche. Uno de los dueños de las fincas que están alrededor, dijo que sus trabajadores se dieron cuenta de que ahí había ocurrido la detonación, cuando se dirigían a trabajar pasada las 13:00 de ayer miércoles.

Cuando los finqueros dieron con el lugar de la detonación se comunicaron con la Policía para que verifique el sitio.

Hasta ahí llegaron expertos en explosivos de la Policía, quienes rastrearon la zona hasta después de la 17:00 del miércoles.

La preocupación de El Albe, es que a unos 300 metros de donde explotó el artefacto la madrugada del 4 de abril de 2018, pasa el Sistema de Oleoducto Trans Ecuatoriano (SOTE). “Nos preocupa lo que está pasando, porque si se llegara a atentar contra el Oleoducto sería algo muy graves para los que vivimos aquí y el país”, asegura uno de los habitantes de la comunidad de El Albe.

La zona donde se encuentra la torre de energía eléctrica es alta y montañosa. Desde ahí se observa el río Viche y parte de la población, por eso el estruendo fue escuchado por los habitantes.

El teniente político de Viche, Richard Solórzano, dijo que ante lo acontecido activaron el Comité de Operaciones Emergentes (COE), para preparar a la población en caso de una evacuación por los atentados.

Solórzano explicó que tras lo ocurrido, la población está alterada, porque nunca se había dado actos como estos en esa parroquia dedicada a producción de cacao, palma africada y ganadería.

La Policía informó que los explosivos fueron accionados de forma remota. Hasta el momento hay cuatro personas detenidas por este hecho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (32)
No (7)