4 de April de 2010 00:00

Europa aplica por separado una nueva política laboral

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Londres y París,  Reuters

A sus 70 años, Terry Robinson, quien reside cerca de Oxford, en el Reino Unido, se está capacitando  para convertirse en supervisor en el sector del comercio minorista.

Él  pertenece a un grupo de personas de la tercera edad de su país   que   no solo sigue trabajando  sino que está adquiriendo nuevas habilidades en diferentes áreas.

Estas actividades son parte de un programa laboral que el Reino Unido está desarrollando ante el incremento de la población de adultos mayores en ese país.

Esta misma situación la vive toda Europa, que durante este año    registró   un hito demográfico. El número de personas de entre 60 y 65 años empezará a superar al de las de 15 a 20, quienes tradicionalmente reemplazan en la fuerza laboral, según Eurostat.

Ante ello, los europeos comienzan a plantearse la necesidad de renovar su política laboral.

Existen dos propuestas para enfrentar esta situación: abrir oportunidades de empleo para los más  jóvenes y las personas que están desempleadas o desarrollar políticas de Estado que persuadan a los empresarios a quedarse con los trabajadores más adultos. 

Si las economías de Europa llegaran a crecer, las personas de la tercera edad tendrán la oportunidad para trabajar por más tiempo. Sin embargo,  en un clima económico débil, no muchos empleadores los querrán.

Esto ya se vive en Francia, donde no existen oportunidades para las personas de la tercera edad que desean trabajar. Allí cada día decenas de personas reciben cartas de jubilación obligatoria.

Un caso particular es el de una técnica de Air France, quien   al cumplir 60 años fue  informada de que debía acogerse a su jubilación. Ella no quiere irse de su trabajo, por lo que protagonizó un incidente en la compañía. Se encerró en su oficina para que nadie le obligue a salir de la misma.

Poblaciones viejas

En el Reino Unidos  el grupo etario de mayor crecimiento en toda Europa son las  personas que  se acercan a los 80  años.

Asia también enfrenta un problema de envejecimiento. Economistas afirman que en los siguientes  15  años la población de la tercera edad se incrementará de forma acelerada. Corea del Sur es otro de los países que vivirá una situación similar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)