20 estudiantes del Colegio Montúfar llegaron a la Unidad de Flagrancias

Los 20 estudiantes del Montúfar llegaron a la Unidad de Flagrancias en un bus custodiado por tres patrulleros. Foto: EL COMERCIO

Los 20 estudiantes del Montúfar llegaron a la Unidad de Flagrancias en un bus custodiado por tres patrulleros. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 62
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 21
Mario Alexis González
y Fernando Medina
16 de febrero de 2016 17:33

A las 16:30 de este martes 16 de febrero del 2016, 20 alumnos del Colegio Montúfar fueron trasladados en un bus del Ministerio del Interior desde la UPC de la ciudadela México hasta la Unidad de Flagrancias, en el centro norte de la ciudad. Los estudiantes fueron retenidos durante las protestas que se realizaron este día, por la reubicación de 16 docentes de este establecimiento educativo.

Se vivieron momentos dramáticos. Cerca de 50 efectivos policiales formaron un cerco entre los padres de familia y amigos de los alumnos aislados y el bus que los trasladaba. Los padres intentaron impedir que se los lleven. Sin embargo, los esfuerzos fueron en vano.

Carlos Alulema, comandante de Policía del Distrito Metropolitano de Quito, explicó que los jóvenes fueron llevados para completar la evaluación médica y que se cite una hora para la audiencia de formulación de cargos. Preliminarmente, dijo, los retenidos no presentaban heridas ni lesiones. Además, informó que en la jornada de este martes resultó herido un policía. El agente habría recibido el impacto de un trozo de adoquín lanzado por un alumno del Montúfar lo que le habría generado una lesión cervical.

Unos 15 minutos después, los estudiantes llegaron hasta la Unidad de Flagrancias. Tres patrulleros custodiaron el bus en el que fueron trasladados. Eran las 16:55 cuando los alumnos bajaron del vehículo policial. Cada uno estuvo escoltado por un agente de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO). Un contingente de 20 uniformados equipados con chalecos, cascos y escudos custodiaban los exteriores de la Unidad de Flagrancias.

Padres de familia, que estaban en el momento del ingreso de sus hijos, cuestionaron la presencia de los agentes. “No son delincuentes son estudiantes”, gritaron.

Mientras, Ciro Guzmán, abogado de tres de los cuatro estudiantes que fueron aislados tras las protestas del lunes 15, señaló que ellos ya fueron entregados a los padres de familia en las instalaciones del Centro Virgilio Guerrero. Esto ocurrió luego de la audiencia que se registró la mañana de este martes en el edificio donde funcionan las Unidades Judiciales de Garantías Penales, Contravenciones y Menores Infractores, en el sector de La Mariscal.

Según Anabel Guerrero, abogada de unos de los estudiantes retenidos, está pendiente determinar dónde realizarán las labores comunitarias a las que fueron sentenciados. Esa diligencia se realizaría este miércoles 17 de febrero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)