14 de marzo de 2015 12:00

Tropas iraquíes cerca de expulsar al Estado Islámico de la ciudad de Tikrit

Tropas iraquíes junto a voluntarios chiíes en un cuartel militar cerca de la ciudad de Tikrit, al norte de Iraq. Foto: EFE

Tropas iraquíes junto a voluntarios chiíes en un cuartel militar cerca de la ciudad de Tikrit, al norte de Iraq. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

Las fuerzas iraquíes ultiman, hoy 14 de marzo, la estrategia para expulsar a los yihadistas del centro de Tikrit. Esta urbe, según un comandante iraquí, será liberada en los próximos tres días.

Los combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) se han visto superados masivamente en número y están rodeados, pero cuentan con la protección de las miles de bombas que han sembrado por toda la ciudad.

La alianza de varios grupos que luchan contra el EI en la región, que entró en la ciudad el miércoles, está preparada para minimizar las bajas en su camino, a lo que sería la mayor victoria hasta el momento contra los yihadistas.

Karim al Nuri, un mando de la milicia Badr y portavoz de las Unidades de Movilización Popular, dijo que no les llevaría más de ‘72 horas’ liberar Tikrit.

Los últimos combatientes del EI, que resisten en el centro de la ciudad, están ‘rodeados por todas partes’, según Nuri.

Entrevistado por AFP a las afueras de Tikrit, cerca del pueblo de Awja, dijo que solo quedan entre 60 y 70 yihadistas en la ciudad.

Un teniente coronel del servicio contra el terrorismo del ejército de Iraq hizo una estimación ligeramente superior y una evaluación más prudente de la evolución de la batalla.
"Las batallas en las ciudades son difíciles para todos los ejércitos", dijo.

No había evidencias de ningún enfrentamiento intenso hasta este momento, tras otro día de ataques del ejército iraquí contra el EI desde el aire, pero avanzando poco sobre el terreno.
Tropas del ejército, unidades de Policía, las unidades de Movilización Popular, las milicias chiíes y grupos de combatientes suníes ansiosos por retomar su ciudad lanzaron un gran asalto hace unas dos semanas.

Bagdad ha intentado recuperar Tikrit varias veces, pero la operación en curso se está haciendo a diferente escala, con más de 30 000 hombres implicados inicialmente.
La coordinación militar ha mejorado, la cooperación de algunos hombres de tribus suníes está garantizada y se dice que Irán ha jugado un papel clave en la planificación y ejecución de la operación.

El EI ha respondido a cada pérdida militar aumentando su guerra de propaganda con actos todavía más grotescos, incluyendo el video de un niño que aparentemente ejecutaba a un prisionero y la destrucción de enclaves arqueológicos de un valor incalculable.

El grupo yihadista también ha intentado proyectar la imagen de una organización que sigue expandiéndose, a pesar del hecho de que su huella en Iraq ha menguado en los últimos meses.
El jueves, el portavoz del EI Abu Mohamed al Adnani anunció que habían aceptado el juramento de lealtad del grupo islamista Boko Haram.

"Para ambos grupos, el nuevo vínculo proporciona una muy necesitada propaganda de victoria en el momento adecuado", declararon desde la consultora de inteligencia Soufan Group.
La operación para recuperar Tikrit está considerada como una prueba de la habilidad de Bagdad para impartir disciplina en el conglomerado de fuerzas combatientes implicadas en la guerra contra el EI.

Las milicias chiíes han sido acusadas de graves crímenes y abusos en las áreas reconquistadas, incluyendo ataques -vengativos y mortíferos- contra los sunitas.

En un informe publicado ayer, la organización Human Right Watch dijo que el Gobierno y las fuerzas aliadas también habían empezado "la destrucción deliberada de las propiedades civiles", tras recuperar la ciudad de Amerli en septiembre pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)