15 de febrero de 2018 18:40

Estación lluviosa facilitó la proliferación de la conjuntivitis en Guayaquil

Pacientes con conjuntivitis en el Hospital del Día Sur-Valdivia del IESS, en el sur de Guayaquil

Pacientes con conjuntivitis en el Hospital del Día Sur-Valdivia del IESS, en el sur de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 3
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 2
Redacción Guayaquil
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Es fácil identificarlos porque usan gafas oscuras. Decenas de pacientes copan los hospitales y dispensarios del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en Guayaquil.

Todos llegan con síntomas similares: ojos enrojecidos, irritados, con secreciones. Es el cuadro característico de la conjuntivistis, que registra un repunte de casos en la ciudad.

La tarde de este jueves 15 de febrero del 2018, Soraya Tomalá salió del Hospital del Día Sur-Valdivia, con una funda con pastillas y una solución oral.

“En mi trabajo hay varios compañeros con los mismos síntomas”, contó. Junto a ella estaba su esposo, quien recibió el mismo diagnóstico. “No podía mover los párpados y me levantaba con secreciones que me dificultan la visibilidad”, dijo la afiliada.

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva, el tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Esta inflamación hace más visibles los vasos sanguíneos; por eso la coloración rojiza.

Carlos Luis Navas, coordinador del área de Oftalmología del Hospital Los Ceibos del IESS, explica que la estación lluviosa, con altas temperaturas y frecuentes precipitaciones, facilita la proliferación del virus.

“Los casos aumentan por el contacto; además, acabamos de pasar un feriado y eso aumentó la proliferación de la conjuntivitis viral. Ahora es necesario prevenir: no hay que frotarse los ojos, hay que usar toallas individuales, no prestarse las gafas y lavarse las manos frecuentemente”.

Solo ayer, de los 1 600 casos ambulatorios que atendió este hospital del norte de Guayaquil, 753 eran por conjuntivitis viral. En las salas de espera, un grupo de enfermeras da charlas de prevención.

Enrojecimiento o inflamación del ojo, secreción ocular, picazón, irritación o ardor, mayor sensibilidad a la luz, lagañas y la sensación de tener arenillas en los ojos son algunos de los síntomas.

Darwin Gómez está enfermo desde el martes. Ese día recibió atención médica y le dieron tres días de descanso. Pero la tarde de este jueves regresó al hospital Sur-Valdivia para otro chequeo. “Mañana debo volver al trabajo y todavía sigo con molestias”. Su hijo y su nuera también están afectados.

En los últimos tres días, esta casa salud ha atendido a cerca de 1 800 pacientes con conjuntivitis. Esto según datos del área de Emergencias.

El cuadro puede complicarse si hay continua manipulación. Los casos virales tienden a convertirse en conjuntivitis bacteriana, con una sintomatología mucho más severa y que demanda el uso de antibióticos. Para atenuar las molestias, el doctor Navas aconseja solo aplicar agua ligeramente tibia.

Según datos del Ministerio de Salud, hasta antes del feriado de Carnaval los casos no pasaban de 90 en los centros de salud públicos de la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón). El reporte es desde enero hasta el pasado 9 de febrero.

Sin embargo, los centros del IESS concentran más pacientes en busca de certificados de permiso laboral. Navas explica que la enfermedad puede durar entre siete y hasta doce días, según cada caso. Los médicos en el Seguro solo dan permisos hasta por tres días, para evitar el contagio.

En el sur de Guayaquil, el hospital del día Efrén Jurado López registró más de 600 casos ayer. La mayoría de pacientes esperó en largas filas, con gafas oscuras. Josefina Vivir, directora médica de esta casa salud, explicó que a los cuatro médicos oftalmólogos se sumaron médicos generales y familiares para abarcar la gran demanda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (2)