13 de July de 2009 00:00

Espoli desnudó las falencias del Cuenca, pero no entró a la liguilla

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0



D. Cuenca

0

 1

EspoliManuel Quizhpe.  Cuenca

La película de hace 15 días se repitió en la cancha del estadio cuencano. Esta vez, el arquero de Espoli, Héctor Carabalí, fue la figura: marcó un gol de tiro libre para el triunfo ante  Deportivo Cuenca.

Hubo complicidad del portero Israel Álvarez y de quienes formaron la barrera.  El pasado 28 de junio, Emelec se llevó los tres puntos de la capital azuaya tras  una destacada actuación  del golero Marcelo Elizaga y  un  error garrafal de su colega  Carlos Morán.



La figura
Héctor Carabalí anotó el tanto  de la victoria
El portero cobró con   precisión  un tiro libre desde  unos 17 metros y  dejó estático al golero  Israel Álvarez. Con ese    tanto  ganó Espoli al Dep. Cuenca. Además,  al minuto  48,  evitó un gol  en  su pórtico al atajar un remate de Ismael Villalba.

La contra figura
El árbitro Daniel Salazar estuvo en  otro partido
El réferi central, con sus reiterados errores,   exasperó a los jugadores del equipo cuencano que perdieron la cabeza.  De allí los tres expulsados. Salazar y los jueces de línea salieron de la cancha bajo resguardo policial.Los traspiés de los arqueros del cuadro cuencano, en las últimas tres derrotas, se evidenciaron con fuerza ante la falta de gol y el bajo rendimiento del plantel. Uno de ellos, el delantero brasileño Rodrigo Teixeira, quien se destacó en la Copa Libertadores de América, se olvidó de hacer goles.

Se suman las ausencias de jugadores claves: el defensa argentino Norberto Orrego y el volante  José Granda. El foráneo rescindió su contrato para incorporarse al club Correcaminos de México; Granda no se recupera de una lesión. Ayer, por suspensión, tampoco jugó Hólger Matamoros.

De esas carencias sacó ventaja el conjunto policial dirigido por el brasileño Paulo Massa, quien dibujó en la cancha un claro 3-5-2. El técnico del ‘Expreso Austral’, Guillermo Duró, puso un 4-4-2.  Espoli fue mejor en el control de  balón  y frenó los ataques.

El rendimiento del cuadro militar se basó en la destacada actuación de Miguel Ibarra, José Vizcaíno, Santiago Morales y el brasileño Marcos Ribeiro (Marquinho). Ellos cerraron los espacios y repartieron con criterio la pelota.

La primera etapa fue para el bostezo. Una sola jugada de peligro se registró a los 28 minutos, cuando Fernando Fajardo centró para Teixeira, quien anotó, pero en posición adelantada. Al minuto 45, Carabalí cobró un tiro libre desde unos 17 metros y sorprendió a un estático Álvarez.

En la segunda etapa, Dep.  Cuenca ingresó al delantero Édison Preciado por el juvenil John Narváez. Esa variante le dio fuerza ofensiva. A  los 52 minutos, Teixeira recibió un pase de
Preciado y remató al arco rival, pero el balón impactó en el travesaño.

El sofocante sol mermó las energías. Pese a ello, los jugadores locales buscaron con desesperación al menos el empate. Pero, las expulsiones de Ismael Villalba, Juan Guerrón y Javier Chila, por reclamos indebidos, terminaron con la ilusión de su hinchada.

Por eso, al final del cotejo, los hinchas cuencanos  se fueron a la puerta de los camerinos para reclamar a los jugadores. “Con la hinchada no se juega”, gritaban.

Pese a la victoria, Espoli no logró la clasificación a la liguilla final. Se quedó con 33 puntos. El Cuenca terminó la primera etapa en el décimo lugar, con 26 unidades. 
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)