7 de December de 2009 00:00

España ganó la Copa Davis con un categórico 5-0 en Barcelona

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Barcelona.  Reuters

España coronó ayer el aplastante triunfo en la final de la Copa Davis de tenis contra la República Checa con victorias   de Rafael Nadal y de David Ferrer.

De este modo, el equipo hispano  cerró un fin de semana perfecto, ganó 5-0 la final  y obtuvo su segunda Copa Davis consecutiva y la cuarta en toda su historia.

“Parece una rutina, pero ganar la Copa Davis es algo espectacular. Ya llegarán las vacas flacas, por eso hay que disfrutar este momento”, analizó el capitán de los ganadores, Albert Costa.

En el primer turno, Nadal, mejor clasificado de su país, se impuso a Jan Hajek  por 6-3 y 6-4 en 79 minutos de juego.

Luego, David Ferrer, 18 del ranking, apenas necesitó 58 minutos para derrotar por 6-4 y 6-2 a Lukas Dlouhy, especialista en dobles y 465 en el escalafón individual, y sellar el 5-0 final.

Nadal pudo sellar, de esta manera,  un año que arrancó en su máximo esplendor deportivo y finalizó con suspicacias acerca de su rendimiento físico y su capacidad para recuperar el nivel de los jugadores ‘top’ del circuito.

“Yo necesitaba ganar esta Copa Davis. Había tenido una mitad de año un poco difícil y quería ganar este título  antes de finalizar la temporada”, explicó el número dos del ranking mundial.

Nadal cerró la temporada oficial con un récord de 66 victorias y 14 derrotas.

Por su lado, el hecho de que Dlouhy fuera un especialista en el juego de dobles (es el sexto mejor clasificado en dicho escalafón) sirvió para que Ferrer expusiera demasiadas ventajas a su favor en el último punto de la final y se adjudicara la victoria en menos de una hora, algo impensado.

España había definido la final en la tarde del sábado, cuando la dupla conformada por Fernando Verdasco y Feliciano López se había impuesto sobre Radek Stepanek y Tomas Berdych por 3-0.

“Tengo que estar superagradecido por esto. Tenemos un gran equipo, unos se respaldan a otros y hay que valorar haber ganado dos copas seguidas”, advirtió hoy Verdasco tras la ceremonia de coronación del título.

 El trabajo en  grupo ha sido, justamente, la principal arma de España. El equipo ibérico expuso una variedad de recursos envidiable durante toda la edición de la Copa. Los cuatro integrantes de la final, junto a Tommy Robredo y Juan Carlos Ferrero, se impusieron ante Serbia, Alemania, Israel y República Checa y demostraron disponer de un recambio vital en caso de que se lesione algún miembro clave del equipo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)