18 de July de 2009 00:00

La escalera es más que una suma de peldaños

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Construir 

Cuando en  una vivienda hay una escalera, no hay duda:  ese es el principal foco decorativo de la estancia… Ella manda en el estilo, en los materiales y en el resto de la decoración. Por fortuna, las posibilidades son casi infinitas.
Hay escaleras imperiales,  de ida y vuelta, en U,  en L, compensadas, de caracol...

Todas, explica Soasti, tienen los mismos elementos: huella, que es  la parte de la escalera en la que apoyamos el pie al subir o bajar; contrahuella, que es  la parte perpendicular a la huella y en ocasiones en omitida a favor de la estética; escalón, que es cada una de las partes de la escalera formadas por huella y contrahuella;  voladizo, que es la parte de la huella que sobresale de la contrahuella y vuela sobre la huella inferior.
 
También tienen  descansillos, que es la zona llana, sin peldaños; barandilla, que es el elemento de apoyo colocado a uno o ambos lados de la escalera; y pasamanos, donde colocamos  la mano para ayudarnos a subir la escalera.

Toda grada empieza por el arranque. Este es la parte inicial de la escalera, el primer peldaño, el peldaño más bajo en una escalera de subida.

Asimismo, toda grada tiene su desembarco. Este es la parte  final de la escalera, el último peldaño.
Para muchos,  construir una escalera es fácil, pero no es así, dice el arquitecto Ramiro Soasti. “Para fabricar una grada hay que seguir una normativa estricta”.

Para que el movimiento por una escalera resulte cómodo y sin peligro,  hay que tener en cuenta una serie de medidas y unas proporciones, para que la inclinación no sea excesiva, sugiere Soasti.

La altura de la contrahuella no debe ser inferior a 15 cm ni superior a 20cm.  La medida de la huella debe estar en torno a los 28 cm.  El pasamanos debe estar  situado a 83 cm del suelo. El ancho de la escalera no debe ser inferior a 65 cm. La altura desde cada peldaño a su correspondiente tramo de techo, no debe ser inferior a 215 cm,  para evitar golpes.

Las recomendaciones continúan: un tramo de escalera recto no debe tener más de 15 peldaños seguidos; en el caso de las escaleras de caracol, el diámetro mínimo debe ser de 150cm.

El descansillo debe estar proporcionado al resto de la escalera, para dar continuidad a la misma. Nunca debe tener una superficie inferior a 65 cm², para que las personas se puedan mover.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)