5 de mayo de 2017 21:23

La entrega de placas tiene retrasos en 19 municipios del Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Varias redacciones (I)
[email protected]

Es martes y ocho personas están en la sala del centro de matriculación vehicular del parque Bicentenario, en Quito.

Todos esperan un turno para retirar las placas de sus vehículos. Marco Peña es uno de ellos. Él dice que desde noviembre conduce sin la identificación original, pues ese mes le dijeron que aún no estaban disponibles y que debía esperar por lo menos 60 días.
Desde entonces consulta frecuentemente y le dicen que no llega.

Desde entonces consulta frecuentemente y le dicen que no llega.
Lo mismo le dicen a Verónica, otra usuaria que desde enero transita solamente con dos placas provisionales de papel que están pegadas sobre los parabrisas delantero y trasero.

Diego Naranjo, coordinador de matriculación de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) Quito, indica que a diario reciben quejas de usuarios.

Pero aclara que ellos no elaboran las láminas, sino la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). De hecho, ese ente tiene la competencia exclusiva para elaborarlas y entregar a los municipios del país para que distribuyan a los usuarios.

La AMT reconoce que este momento, en Quito las placas se entregan con un retraso de hasta ocho meses. De 30 000 que se otorgan al año, el 50% no se puede otorgar, sobre todo los que tienen que ver con duplicados, reposición y nuevas.

Lo que sucede en la capital se repite por lo menos en 18 municipios más. Allí están los de Cuenca, Santo Domingo, Guayaquil y los 15 de Imbabura, Carchi, Esmeraldas y el norte de Pichincha que conforman la denominada Mancomunidad de Tránsito del Norte.

En Quito, la Agencia Metropolitana dice que han enviado a la Agencia Nacional tres oficios y que se han reunido cuatro veces con sus autoridades.

Diego Naranjo asegura que la única respuesta es que “están trabajando”, aunque no se fijan plazos para la entrega.

Por eso decidieron que las placas provisionales de papel no se renovarán cada dos meses, sino cada seis. La idea es ayudar a los usuarios, aunque el Código Penal (art. 389) advierte que la persona que conduzca un vehículo sin las placas respectivas será sancionada con la reducción de seis puntos en la licencia y una multa del 30% del salario.

Danny Gaibor, un abogado especializado en tránsito, cuenta que en su estudio jurídico recibe cada mes a 50 personas que han sido multadas por los agentes. Sus clientes indican que el papel se manchó, se mojó o que por el sol se borró la numeración.

Roberto Macías ha esperado seis meses. Tiene un taxi y al cambiar la unidad le obligaron a pedir otras láminas y no consigue. Los agentes le han reclamado, pero ha tratado de explicarles el problema.

A Javier Constante, otro transportista, se le perdió hace cuatro meses. Los agentes de tránsito le indicaron que debía solicitar otras, pero tampoco encuentra. Ambos transitan con las placas de papel.

En Cuenca, la Empresa de Movilidad del Municipio (Emov) advierte que desde hace 11 meses no reciben de la ANT las láminas duplicadas o las que fueron solicitadas por reposición. Por eso están pendientes más de 1 500 trámites.

El jueves, a esa ciudad llegó el director ejecutivo (e) de la ANT, Alexis Eskandani. Ahí se le preguntó ¿cuál es la causa del retraso? Y atribuyó a la elaboración de placas para todo el país. “Nosotros somos la entidad encargada de elaborarlas”.

Un día antes, la ANT emitió un comunicado y dijo que las placas para vehículos particulares se despachan normalmente. Según la entidad, en este mes entregaron 4 000 a Quito y que otras 6 000 las harían llegar el viernes. Pero la AMT confirmó a este Diario que no se hizo ninguna entrega.

La Agencia Nacional además aseguró que “hasta fin de este mes” se enviarán 2 298 láminas para Guayaquil y que “seguirán entregando a todos los gobiernos descentralizados de acuerdo al cronograma”.

En la Mancomunidad de Tránsito del Norte, la Empresa Pública de Movilidad del Norte (Movidelnor) asegura que cada mes se solicita entre 400 y 450 placas, para autos nuevos y para reposición por pérdida o deterioro. Pero la entrega tarda unos siete meses, según Édgar López, gerente de Movildenor.

En la Empresa Municipal de Transporte de Santo Domingo la emisión de placas metálicas de vehículos también es intermitente desde enero.

Al finalizar cada mes esa institución envía los requerimientos a un taller de la ANT, en Quito. Ahí las elaboran con las especificaciones alfanuméricas y les colocan los sellos. De enero a abril, la Empresa ha gestionado unas 2 400 series nuevas y hasta el 27 de abril se evacuó el 70% de solicitudes.

En Guayaquil también hay más demanda de la que puede cumplir la ANT, según la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM). Desde enero hasta el 26 de abril de este año, este último organismo ha recibido 7 900 dispositivos, a un promedio de 1 975 por mes.

Esto ha ocasionado desabastecimiento durante los primeros cuatro meses, porque cada mes se requieren al menos 4 000. Pero al no contar con ‘stock’ no se puede cumplir el proceso de matriculación por primera vez, indicó Carlos Orellana, coordinador del registro vehicular de la ATM.

Esto afecta principalmente a los autos nuevos, pues al no estar matriculados no puede salir de las concesionarias.

Genaro Baldeón, presidente ejecutivo de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), dijo que existe una demora desde el año pasado y se ha pedido que la ANT explique el retraso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (2)