3 de febrero de 2017 14:51

Enrique Ayala Mora reiniciará la campaña política el 7 de febrero, tras dos días de reposo médico

Ana María Ayala

Enrique Ayala envió un mensaje rechazando todo tipo de violencia física y verbal especialmente durante la campaña política. Foto: Cortesía Ana María Larrea

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 1
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 6
Washington Benalcázar
Redacción Sierra Norte 

Al medio día del 3 de febrero del 2017, Enrique Ayala Mora abandonó el Instituto Médico de Especialidades, de la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura, en el norte de Ecuador. Un día antes, el candidato a asambleísta por Imbabura por Unidad Popular (UP), ingresó inconsciente, tras sufrir una agresión de dos sujetos, que pintaban frases ofensivas en la vivienda en donde se hospeda, en Ibarra.

Tranquilo y rodeado de familiares y amigos, el político ibarreño, de 66 años, comentó que fue dado de alta. Sin embargo, deberá permanecer dos días en reposo total. Según los médicos que lo atendieron, no presenta daños al interior del cerebro. Solo el golpe superficial en la cabeza a causa del impacto contra la puerta de metal del inmueble, luego que uno de los atacantes lo empujó con fuerza.

Durante la tarde del jueves 2 y la mañana del viernes 3 de febrero recibió mensajes de solidaridad que se difundieron a través de las redes sociales. El exrector de la Universidad Andina Simón Bolívar, sede Ecuador, agradeció el gesto, que inclusive llegó de militantes de agrupaciones políticas rivales. Entre ellos de Jaime Nebot, que en su cuenta tuiter escribió: Mi solidaridad con Enrique Ayala, viejo adversario y amigo. Rechazo la agresión a él o a cualquiera por el “delito” de pensar diferente.

Enrique Ayala aprovechó para enviar un mensaje rechazando todo tipo de violencia física y verbal especialmente durante la campaña política, que se desarrolla en el país con miras a las elecciones presidenciales y de asambleístas del 19 de febrero próximo.

Cerca del medio día del viernes llegó un grupo de simpatizantes, encabezados por la asambleísta nacional Lourdes Tibán. Ellos hicieron público su apoyo a Ayala y rechazaron la agresión.
Los familiares del político presentaron una demanda por el delito de intimidación ante la Fiscalía de Imbabura.

Hasta el momento no se conoce la identidad de los supuestos atacantes, que luego de ser descubiertos y agredir al catedrático fugaron en un vehículo que les esperaba cerca del inmueble de los familiares de Ayala.

Miryan Ayala, hermana del candidato imbabureño, considera que la agresión tiene directa relación con la campaña política. “Estamos a pocos días de las elecciones y Enrique –Ayala- es un candidato que ha recibido el respaldo ciudadano”.

Según el político, no es la primera vez que lo intentan intimidar. Asegura que desde hace varios meses le han enviado amenazas a través de correo electrónico y frases pintadas en la fachada de la vivienda en donde se aloja.

Sin embargo, el tema se agudizó la madrugada del jueves, cuando Enrique Ayala Mora salió de la casa junto a su cuñado, Wilson Larrea, y Luis Andrango, candidato alterno, en busca de comida, luego de una reunión de trabajo. Ahí se produjo el incidente.

Ayala comenta que luego del reposo médico, el 7 de febrero próximo retornará con más energía a la campaña. Para ese día, a las 16:00 tiene previsto una marcha propagandística en la capital de Imbabura junto a Paco Moncayo, candidato a la Presidencia de la República, por UP.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)