3 de February de 2015 20:17

La primera consulta autorizada tendrá apoyo

Compromiso Ecuador. El 6 de noviembre del 2014, liderados por Guillermo Lasso y César Montúfar, el colectivo Compromiso Ecuador presentó una pregunta al Consejo Electoral. El dictamen fue que debía acudir primero a la Corte Constitucional porque modificab

Compromiso Ecuador. El 6 de noviembre del 2014, liderados por Guillermo Lasso y César Montúfar, el colectivo Compromiso Ecuador presentó una pregunta al Consejo Electoral. El dictamen fue que debía acudir primero a la Corte Constitucional porque modificaba la Constitución. Foto: Archivo.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 48
Triste 0
Indiferente 8
Sorprendido 4
Contento 122
Estefanía Celi R.
Redactora (I)
eceli@elcomercio.com

La expectativa se centra en las dos propuestas de consulta popular que la Corte Constitucional (CC) analiza y que buscan frenar las enmiendas constitucionales. Tanto Compromiso Ecuador, que agrupa a Creo y La Concertación, como el movimiento indígena están a la espera de cualquiera de estas iniciativas que logre romper el candado constitucional y pase a la recolección de firmas.

De momento hay dos propuestas en la Corte: la de Sociedad Patriótica, que busca un referéndum que no dé paso a la reelección indefinida y que cambie la integración del Consejo Nacional Electoral (CNE), y la de Democracia Sí, liderada por los hermanos Marcelo y Gustavo Larrea, que plantea siete preguntas para mantener la Constitución tal como está.

Sea cual fuere el caso, los indígenas y Compromiso Ecuador están dispuestos a poner su contingente a disposición de la iniciativa que prospere. Y en esa discusión, se dejan las ideologías de lado en la búsqueda de una única iniciativa ciudadana que logre frenar las enmiendas constitucionales que el oficialismo impulsa.

Ha pasado más de un mes desde que la Corte conoce ambas iniciativas y ninguna pasa el primer filtro. En ese panorama, la oposición ve posible una unidad por el interés nacional.

De parte del movimiento indígena, el anuncio vino desde el prefecto de Zamora Chinchipe, Salvador Quishpe. En su provincia se realizó el domingo una cumbre de las organizaciones sociales, en la que se decidió, entre otros puntos, que harán su propia ‘socialización’ de las enmiendas.

Quishpe señala que hay que dejar de lado la teoría presidencial de que la izquierda y la derecha no pueden trabajar juntas en una propuesta. “Hay que construir un ambiente de diálogo, incluso con el sector banquero. Me gustaría hablar con ellos de política crediticia, de producción agropecuaria, pero no puedo asegurar que se viene un matrimonio con ellos”, aseguró.

Del lado de Compromiso Ecuador, en cambio, esperarán todo febrero para presentar la pregunta, que ya tienen elaborada y lista para entregar en caso de que las dos ya existentes sean desechadas por la CC.

César Montúfar, uno de los líderes de la agrupación, comenta que su idea de momento es no multiplicar iniciativas que tengan un mismo fin: evitar que se concrete la reelección indefinida. “Nosotros, con todo nuestro contingente, apoyaremos a la organización que logre destrabar este proceso. Hay que evitar la fragmentación y consolidar una línea ciudadana unificada”, señaló.

Mientras tanto, la agrupación también continúa con su propio esquema de debate sobre las enmiendas. César Monge, miembro de Compromiso Ecuador, señala que han acordado estar presentes en todas las sesiones de ‘socialización’ que emprende la Comisión de la Asamblea que tramita las enmiendas. El lunes pasado, tres de sus miembros expusieron sus críticas en la Universidad Católica de Guayaquil.

Tanto Democracia Sí como Sociedad Patriótica ya habían hecho un llamado para que las otras iniciativas se unieran a la suya. Pero ahora, el escenario de la consulta popular podría ser lo que perfile la unidad de la oposición. Sin embargo, el trámite en la Corte avanza lentamente y los plazos corren.

La idea es realizar la consulta antes del segundo debate en la Asamblea, agendado para diciembre del 2015. Pero ambas causas están en la sala de admisión por más de 15 días ya, y falta que pasen a manos de un juez y luego a conocimiento del Pleno para su resolución.

Recién entonces, de haber un dictamen favorable, se daría paso a la recolección de firmas (seis meses para hacerlo), su verificación en el CNE y de vuelta a la CC para el análisis de la pregunta a formularse.

Marcelo Larrea, dirigente de Democracia Sí, señala que es muy positiva la apertura que muestran los otros movimientos para apoyar, de ser el caso, su iniciativa. “Nosotros esperamos que nuestra consulta pase porque nuestra propuesta se refiere a la protección del actual ordenamiento”, señala.

Ellos no han recibido ninguna comunicación de la CC, mientras que la de Sociedad Patriótica tuvo ya una traba.

El 22 de enero, la Corte les pidió una aclaración a su solicitud, sobre la acción constitucional que plantea y la calidad en la que comparece Gilmar Gutiérrez, presidente del partido. El escrito fue respondido la semana pasada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (7)