23 de septiembre de 2017 19:28

Segundo enfrentamiento en menos de un día entre militares y Sendero Luminoso

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE

Las fuerzas armadas de Perú y los remanentes del grupo armado Sendero Luminoso mantuvieron el sábado 23 de septiembre del 2017 un segundo enfrentamiento con fuego cruzado, a menos de veinticuatro horas del anterior, sin que tampoco se registraran heridos, anunció el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas en un comunicado.

El enfrentamiento ocurrió en la madrugada, a las 3:10 hora local (8:10 GMT), en las cercanías del caserío Puerto San Antonio, situado en la provincia de Tayacaja, que se encuentra a su vez en la céntrica región de Huancavelica.

El lugar está dentro de la zona conocida como el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), la mayor cuenca cocalera de Perú, bajo control militar constante, por albergar además a los últimos remanentes de Sendero Luminoso.

Tras el enfrentamiento, las patrullas de la 31 brigada de infantería del Comando Especial del VRAEM hallaron en la zona un fusil AKM con dos cargadores que contenían veinticinco cartuchos, nueve granadas de mano y 280 cartuchos del calibre 5,56 milímetros.

El anterior enfrentamiento ocurrió a las 9.00 hora local (14.00 GMT) del viernes, en la provincia de La Mar, de la región de Ayacucho, y también se saldó con la recuperación por parte de los militares de armas y munición.

El VRAEM, compuesto por 46 municipios de cinco regiones distintas, es una extensa y agreste zona de la vertiente oriental de los Andes peruanos, cubierta en gran parte por una frondosa selva donde se origina el 70 % de las 400 toneladas de cocaína que produce anualmente Perú, según estimaciones oficiales.

Las autoridades peruanas sostienen que los remanentes de Sendero Luminoso actúan en connivencia con los narcotraficantes de la zona, a quienes supuestamente les brindan seguridad a cambio de financiación.

Sendero Luminoso, fundado por Abimael Guzmán con el objetivo de replicar en Perú la revolución china de Mao Zedong mediante violencia y terrorismo, es el principal responsable de los alrededor de 69 000 muertos que dejó el conflicto interno ocurrido en Perú entre 1980 y 2000, según la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)