17 de julio de 2017 00:00

Las empresas apoyan cinco cambios laborales propuestos por el Gobierno

En instituciones como UDLA incentivan la contratación de pasantes. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

En instituciones como UDLA incentivan la contratación de pasantes. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 31
Carolina Enríquez y
Diana Viveros (I)

El pasado lunes (10 de julio) el Ministerio de Trabajo presentó cinco medidas relacionadas con inclusión laboral, pasantías, inspecciones laborales, automatización de registros y creación de centros de facilitación para el cobro de deudas.

Se trata de las primeras acciones con las que el Gobierno busca levantar la contratación de trabajadores, tras dos años económicamente complejos. Sin embargo, empresarios aún piden medidas estructurales.

Hoy, 17 de julio del 2017, se presentan las cifras de empleo del segundo trimestre. En el primero, el desempleo alcanzó un 4,4%, más bajo que el 5,7% del mismo período del 2016. Los jóvenes de entre 15 y 24 años son los más afectados por la falta de trabajo. La tasa de desempleo en este grupo etario es 9,2%.

Como una de las medidas para enfrentar la situación que atraviesan los jóvenes, el Gobierno determinó que las prácticas preprofesionales, pasantías y labores comunitarias se tomarán en cuenta como experiencia al buscar trabajo.

Para Carlos Rivadeneira, titular de la firma textil Textiservi, donde trabajan 100 personas, esto es muy positivo.
Al año recibe alrededor de siete pasantes, es decir, cumple con las normas vigentes sobre las pasantías.

El Acuerdo Ministerial 158, del 2016, estableció que las empresas con más de 100 trabajadores están obligadas a vincular a un número de pasantes no menor al 2% de su nómina de trabajadores estables.

Entre los practicantes de la textil se hallan estudiantes de colegios técnicos, universitarios y egresados que desean desarrollar su tesis con base en los procesos de la empresa.

El Ministerio fijó, además, que el período de pasantía será de seis meses y no de entre tres o seis meses como era antes.

Como cada joven maneja su propio tiempo para realizar la pasantía, Rivadeniera no considera que el Ministerio deba establecer un tiempo fijo de seis meses para la práctica.

Además, dice que no todos los pasantes quieren quedarse ese tiempo y se van, pese a que la empresa invierte en su alimentación, transporte y formación profesional.

Otro cambio fue en el tema de la inclusión de personas con discapacidad severa.

La Cartera determinó que los familiares de una persona con este tipo de discapacidad podrán laborar en una empresa como sustituto del trabajador. Podrán ser contratados los parientes de hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad.

Henry Yandún, titular de Kubiec, firma vinculada a la construcción, cree que esto ayudará a todas las personas que por la gravedad de su condición no han podido hallar un puesto de trabajo. Los sustitutos tienen la posibilidad de colocarse en cualquier área de la empresa.

El 4% de la nómina de las empresas con más de 25 empleados deben ser personas con discapacidad. Hasta julio del 2016 se registraron 87 030 personas con discapacidad laboralmente activas, según el Consejo Nacional de Discapacidades (Conadis).

En Kubiec, donde laboran 400 empleados, se cumple con el 4% dispuesto por Ley. “Están en todas las áreas. También realizan actividades en la parte productiva de la compañía”.

El Ministerio de Trabajo introdujo otros cambios al proceso de inspecciones en las empresas. La entidad notificará a las compañías con 15 días de anticipación. Esta medida ayudará a que las firmas tengan toda la documentación en regla. Además, la Cartera dará un plazo de 15 días para que paguen sus deudas (por multas, sanciones, etc.) sin que se lleguen a aplicar medidas como el congelamiento de cuentas.

Para los gremios, los recientes cambios vuelven menos rigurosos los procesos de contratación y generan oportunidades para los trabajadores.

El anuncio de que el Gobierno analiza medidas relacionadas con la devaluación fiscal preocupa a empresarios. Para Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano, no tiene sentido generar un subsidio de este tipo en medio de las actuales necesidades fiscales.

Como parte de las propuestas dentro del Consejo Consultivo Productivo y Tributario, la vía para incentivar la contratación es una mayor producción por parte de las empresas.

En contexto

Uno de los problemas que reporta el sector empleador son las rigideces en el mercado del laboral. El Gobierno lanzó el lunes pasado un paquete de medidas para mejorar la tramitología y generar incentivos para la contratación de más trabajadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (6)