12 de April de 2010 00:00

Emaseo invertirá USD 2 882 074 para limpiar toda la ciudad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito
quito@elcomercio.com

María Guairacaja aún recuerda cómo lucía su barrio cuando la basura no se recolectaba en  horarios fijos.

Hasta hace unos años, la ama de casa, quien vive desde hace 12 años en el sector de La Argelia, no sabía qué días pasaba el camión por su casa.


La distribución
Desde el 30  de enero de 2003, la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo) contrató al consorcio Quito Limpio para  que encargase de la  recolección de basura producida  en el centro y sur de la urbe.
 Emaseo  asume  la recolección del norte y las 33 parroquias rurales del Distrito. Según Emaseo, existe un 92% de cobertura de recolección de basura en Quito.
Los 14 recolectores   del consorcio  Quito Limpio llegan hasta la Estación de Transferencia no. 1  para descargar las toneladas de basura.  

Mientras que  los 99 carros recolectores de basura de Emaseo realizan   la transferencia de desechos en  la Estación  no. 2  que será administrada por Natura Inc.

Esta desorganización se repetía en la mayoría de  barrios del centro y sur, cuando la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo) se encargaba de la recolección de los desechos .
 
Para enfrentar ese problema, esa entidad municipal decidió en el 2003, por medio de una licitación, entregar la limpieza de esos sectores al Consorcio privado  Quito Limpio.

Pero la concesión  caducará el próximo 30 de junio. El contrato no se renovará ya que el Directorio de Emaseo decidió asumir la limpieza de toda la ciudad.

El contrato que se firmó entre las dos empresas se concretó  por USD 20 238   617 y tenía un plazo de 89 meses.  Pero con el  incremento  de  mano de obra, combustibles, aceites, repuestos y el índice  general de precios, el contrato  costó a Emaseo

USD 30 500 000, hasta diciembre del  año pasado.

En estos siete años de concesión, Guairacaja reconoce que la recolección mejoró y la basura ya no permanece en las veredas.
 
Pero Yolanda Alpahuasi, quien vive en Guamaní, no opina lo mismo. Dice que el  servicio es irregular  y  en algunas ocasiones, el camión ni siquiera llega hasta su sector.

Desde julio,  Emaseo retomará la limpieza de  toda la ciudad. Guairacaja  espera que la limpieza se mantenga, aunque no se ha olvidado de las deficiencias que tenía Emaseo. “Las fundas pasaban botadas en la calle todo el día. Los perros la regaban y había problemas de salud”.

Aunque Alpahuasi es más optimista y aspira que los problemas de falta de recolección mejoren en su barrio.

Carlos Sagasty, gerente de Emaseo, reconoce que la empresa  tuvo   problemas operativos hace algunos años. Sin embargo, asegura que ahora la entidad está lista para encargarse de la recolección de los desechos que se generan en toda la urbe (1 800 toneladas diariamente).

Para esto, Emaseo ampliará la flota de camiones e incrementará la  mano de obra. Según Sagasty, se invertirán  USD 2 882 074 en seis meses. Dentro de este monto se incluye la compra de 10 recolectores de basura más.   Para la ampliación de la recolección,  Emaseo   deberá contratar a 157 ayudantes y  55
choferes.

En   la selección del nuevo personal, los obreros de Quito Limpio serán tomados en cuenta aunque se analizarán   otras bases de datos. Según Sagasty, la inversión  significa a Emaseo un ahorro de USD 498 067.  

Pero Carlos Reyes, representante único de Quito Limpio, dijo en una entrevista en Radio Quito que los ciudadanos van a tener que gastar más para que Emaseo haga la recolección (en toda la ciudad).

Según Reyes, Emaseo gasta USD 73 por cada  tonelada de basura recolectada, mientras que el consorcio  Quito Limpio invierte  USD 24. “Estos datos  salieron  del informe de gestión de Emaseo del 2009”.

Respaldado en esas cifras, Reyes afirma que lo óptimo sería que Emaseo desistiera de realizar la recolección, en el centro y en el sur de la ciudad, para dejarla en manos  privadas.
 
Emaseo tiene en su nómina un total de 787 trabajadores y cinco sindicatos, según datos entregados a Radio Quito. Mientras que el consorcio Quito Limpio tiene 400 y no tiene  gremios de trabajadores.

Manuel Asadobay, secretario del Comité de Empresa de Emaseo,  dice que 370 trabajadores pertenecen a este gremio.  Pero afirma que  los costos de la empresa municipal son más elevados porque también realiza la limpieza de las parroquias rurales. “Esto genera más gastos de combustible”.
                                                        
Asadobay dice que el costo se eleva por   el mantenimiento  de los siete centros de trabajo distribuidos en la ciudad.  Hasta estos puntos llegan los  trabajadores para cambiarse de ropa.
 
El dirigente advirtió que Emaseo estará en capacidad de cubrir toda la recolección solo si  hay la  modernización. “Con la flota actual  no es posible hacer  la recolección de todo Quito”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)