7 de julio de 2015 20:39

Efraín Ríos Montt fue declarado con demencia senil y no iría a juicio

El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, de 89 años,  enfrenta un juicio por genocidio. Foto: EFE

El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, de 89 años, enfrenta un juicio por genocidio. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

El exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, de 89 años, quien enfrenta un juicio por genocidio, fue declarado hoy (7 de julio) por un organismo especializado con demencia senil, lo cual lo libraría de la acción de la justicia a dos semanas de reactivarse el debate oral.

El exdictador "no se encuentra en el pleno uso de sus facultades mentales", señaló un informe del estatal Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) dirigido al Organismo Judicial (OJ).

El informe descarta que Ríos Montt tenga capacidad mental para enfrentar un proceso legal en su contra e, incluso, tampoco se le considera competente para asistir ni atender audiencias judiciales.

El dictamen anularía el anunciado reinicio del proceso contra el ex jefe de gobierno, previsto para el 23 de julio, luego que la Corte de Constitucionalidad (CC) anuló la sentencia que ya se había dictado en su contra por genocidio el 10 de mayo de 2013.

En esa ocasión, Ríos Montt fue condenado a 80 años de cárcel, pero la defensa logró que la CC, mediante una votación dividida (3-2), reconociera alegatos según los cuales hubo errores en el proceso y ordenara la repetición de una parte del juicio, con lo que se anuló la sentencia.

"Al momento actual, no se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales, no es capaz de entender con propiedad cualquier cargo en su contra, no es capaz de comprender los elementos de un proceso y los trámites judiciales, y no es capaz de contribuir en su propia defensa. En consecuencia, no es competente para asistir ni atender audiencias judiciales", precisa el informe del Inacif.

Ríos Montt fue jefe de un gobierno de facto entre marzo de 1982 y agosto de 1983 y se le sindica por la matanza documentada de 1.771 indígenas de la etnica maya ixil en el norte del conflictivo departamento de Quiché (noroeste), en el marco del conflicto armado interno que cesó en 1996.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)