17 de agosto de 2016 19:34

Estremecedor caso de un joven que quiso comer la cara de un hombre al que mató

Michelle Mishcon Stevens y su marido, John Stevens, (a la derecha) y el joven que los asesinó, Austin Harrouff. Foto: Infobae

Michelle Mishcon Stevens y su marido, John Stevens, (a la derecha) y el joven que los asesinó, Austin Harrouff. Foto: Infobae

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 31
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 12
Contento 2
Agencia EFE

El joven de 19 años que mató a cuchilladas a un matrimonio en Florida y fue sorprendido por la policía cuando mordía la cara de una de sus víctimas se encuentra hospitalizado, mientras siguen saliendo a luz más detalles de un hecho que ha causado conmoción, informaron hoy, 17 de agosto del 2016, medios locales.

Austin Harrouff, hijo de un dentista y estudiante de la Universidad Estatal de Florida, se encuentra en estado grave pero estable en un hospital de West Palm Beach (a unos 100 kilómetros de Miami), donde fue ingresado el lunes por la noche después de su detención en la ciudad de Jupiter, según el canal NBC6.

Una portavoz de la oficina del alguacil del condado Martin señaló que Harrouff ha recuperado la coherencia sin dar más detalles.
Para reducir a Harrouff y apartarlo del cuerpo sin vida de John Stevens, de 59 años, se necesitó a cuatro policías. Antes uno de ellos le disparó con una pistola eléctrica, pero ni eso sirvió para que dejara de morder la cara de Stevens.

Los hechos sucedieron a las puertas del garaje de los Stevens, menos de una hora después de que Harrouff abandonó muy alterado un restaurante donde cenaba con sus padres tras haber discutido con su progenitor.

El joven mostró frente a la policía una fuerza fuera de lo común, lo que puede atribuirse a una potente droga sintética conocida como "flakka", originaria de China y causante de numerosas muertes en Florida.

Este derivado de la metilendioxipirovalerona (MDPV), también denominado "droga caníbal", presenta una apariencia similar a las sales de baño, puede fumarse, ser esnifada o inyectada y produce una reacción inmediata.

En algunos casos, las personas que consumen esta droga sufren un estado de hipotermia que les impulsa a desnudarse y en otras sufren alucinaciones que les llevan a huir o atacar a supuestos perseguidores.

La droga tiene efectos en el corazón y en el cerebro que pueden ser permanentes y conducir a un infarto.

Sin embargo, no se ha podido demostrar por ahora que consumiera esa sustancia y su madre, Mina Harrouff, le dijo a la policía que su hijo no tenía antecedentes de enfermedades mentales ni de consumo de drogas, según el canal Fox.

La madre del joven señaló que llevaba una semana comportándose de manera extraña, diciendo que tenía súper poderes y que estaba en la Tierra para proteger a la gente.

Los análisis realizados a Harrouff no señalan rastro en su organismo de heroína, cocaína o metanfetamina, pero todavía no hay resultados de las pruebas realizadas para detectar "flakka" u otras drogas alucinógenas de diseño, señaló el canal de televisión.

El alguacil William Synder dijo este martes a los medios locales que el joven se mostraba incoherente y hacia ruidos propios de un animal cuando fue detenido y llevado al hospital.

Además de acuchillar hasta la muerte a Stevens y su esposa, Michelle Mishcon, de 53 años, Harrouff atacó a un vecino, Jeff Fisher, quien trató de defender al matrimonio.

Según dijo el padre de Fischer a una emisora local, su hijo, que fue quien avisó a la policía y está también hospitalizado, recibió una puñalada en el cuello, tres en la espalda y una en un costado.
Los medios locales indicaron que Fisher está en condiciones de sobrevivir a la agresión.

En mayo de 2012 un hombre desnudo fue abatido a tiros por la policía de Miami mientras se comía el rostro de su víctima, un vagabundo que no falleció, pero sufrió graves heridas en la cara.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (31)
No (3)