16 de June de 2009 00:00

EE.UU. aplaude y Egipto condena a Netanyahu

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Jerusalén.  AFP y ANSA

La Casa Blanca se congratuló ayer por las declaraciones del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu,  quien aceptó con condiciones el principio de un Estado palestino, pero advirtió que falta todavía  mucho camino que recorrer para alcanzar la paz en Oriente Medio.

“El gobierno de Netanyahu dio un paso en la dirección correcta al reconocer por primera vez la necesidad de una solución de dos Estados”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

Sometido a fuertes presiones internacionales, sobre todo de Washington, Netanyahu, que dirige un Gabinete de derecha, aceptó en su discurso el principio de un Estado palestino, pero impuso una serie de condiciones.

El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, dijo ayer  que el discurso del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, “hace abortar las posibilidades de paz”.

En un tono duro, Mubarak declaró también que “complica más aún todo”, luego de la esperanza sembrada por el discurso al mundo árabe, realizada en El Cairo por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. “El problema palestino es la clave para la solución de todos los conflictos y las crisis de la región. Ahora hay  una posibilidad real de paz, que espero no se pierda, como sucedió en el pasado”, sostuvo Mubarak.

“La situación en Oriente Medio es alarmante y lejana de la seguridad y estabilidad y afecta  la seguridad de Egipto”, añadió.

La agencia Mena informó que anoche Netanyahu llamó por teléfono a Mubarak, tras conocer sus declaraciones críticas. “Netanyahu explicó a Mubarak algunos puntos de su discurso del domingo sobre la posición de su Gobierno respecto del proceso de paz” .   Netanyahu acepta ahora   dos Estados, uno israelí y otro palestino,  pero con varias condiciones, entre ellas el desarme palestino.

El vocero de la Cancillería egipcia, Hossam Zaki, advirtió en el discurso de Netanyahu “una amenaza al futuro de los árabes residentes en Israel”.    La Liga Árabe, por su parte, declaró que “no hay ninguna razón para pedir un Estado palestino desmilitarizado, porque aunque se cree un Estado palestino independiente, se necesitarían 100 años para lograr la potencia del armamento de Israel”. 
“Después de todo, Israel posee armas nucleares y químicas” , recordó la Liga Árabe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)