2 de February de 2014 00:07

El Tungurahua obliga a evacuar a centenares

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La fuerte explosión que se registró a las 17:39 de ayer, 1 de febrero, en el volcán Tungurahua, y que generó el descenso de flujos piroclásticos, causó estragos e inquietud.

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal de Pelileo decidió, por ejemplo, la evacuación de los habitantes de Cusúa, Chacauco, Bilbao y otras poblaciones del sur occidente, cercanas al coloso.

Según el Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica Nacional (Igepn), que monitorea al volcán desde la base Guadalupe, en el cantón Patate, los flujos bajaron por la quebrada de Achupashal y cortaron el paso en la vía Baños-Penipe.

Asimismo, otros impactaron en los instrumentos de monitoreo en las quebradas de Bascún, Achupashal y Juive. Al momento, la actividad se mantiene de moderada a alta, conforme lo señalan los reportes del Igepn.

Liliana Troncoso, técnica del Instituto, en un informe emitido por esta entidad, explicó que a las 17:12 y 17:32  ocurrieron dos detonaciones de tamaño moderado con columnas de vapor con ceniza de 5 kilómetros de altura sobre la cumbre. Eso provocó la salida de flujos piroclásticos que bajaron unos 500 metros, en los flancos nororiental y noroccidental.  

Los estallidos fueron seguidos por uno mayor, precisamente a las 17:39, que alcanzó los ocho kilómetros de altura sobre el cráter de la montaña.

En su página web, el Igepn había advertido que si se registran lluvias en el sector del volcán, existe el potencial riesgo de que las precipitaciones remuevan los depósitos de los flujos piroclásticos y, de esa manera, puedan generar lahares.

Previamente, los técnicos del Observatorio del Volcán Tungurahua, en la base de Guadalupe, habían explicado que el viernes 31 de enero se produjo una explosión, a las 17:00.

La actividad del volcán se incrementó el pasado jueves 30 de enero. Una explosión y bramidos alertaron a los vigías de los sectores aledaños.

En medio de la serie de informes, Carlos Martínez, presidente de la Junta Parroquial de Cotaló, señaló ayer que existe preocupación entre los 1 500 habitantes del sector. “La situación es grave. Al momento, las 150 personas de Cusúa y Chacuaco y Bilbao son evacuadas hacia los asentamientos de Pelileo y Baños en buses y camionetas”.

En forma paralela, el COE de Baños de Agua Santa, localidad ubicada cerca del volcán, suspendió momentáneamente el tránsito vehicular en la carretera Pelileo-Baños. La restricción regirá hasta que la actividad del coloso andino disminuya.

Asimismo, el paso por la arteria vial Baños–Puyo está restringido a la circulación.

Las autoridades locales pidieron, adicionalmente, que los baneños activen sus planes de contingencia institucional, barrial y familiar.  

Igualmente, se abrieron los refugios temporales del Isped, Aguacatal, Escuela de Policía y San Vicente, en caso de que sea necesario usarlos.

Anoche, la Secretaria Nacional de Gestión de Riesgo resolvió declarar en alerta naranja a las poblaciones cercanas al volcán Tungurahua ubicadas en las provincias de Tungurahua y Chimborazo.

En contexto

El proceso eruptivo empezó el 15 de octubre de 1999. Entonces, obligó a las autoridades a evacuar Baños y más de 50 poblaciones localizadas en los alrededores. Los moradores se dispersaron por Ambato, Riobamba y Puyo. Meses después, se dio el retorno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)